Estrés y hongos pueden afectar a su piel

Exclusivo
Actualidad

Estrés y hongos pueden afectar a su piel

La dermatitis seborreica es una descamación severa en la dermis, la cual provoca picazón y manchas rojas.

31 - DERMATITIS SEBORREICA - WEB.jpg
Las partes que generalmente se ven perjudicadas por este mal son los costados de la nariz, la parte que existe entre las cejas y en la frente.

Cuando se habla de una dermatitis se debe saber que se trata de una inflamación de la piel. El momento que se aumenta la palabra seborreica hay que entender que este mal se debe a una sobreproducción de sebo que puede provocar diversos problemas.

La dermatóloga Gabriela Cabezas dice que la dermatitis seborreica es un trastorno cutáneo crónico, eritemato descamativo.

La causa exacta no se conoce, aunque lo primero que se llega a creer es que se debe a factores genéticos. La profesional también señala que existe la presencia de un hongo, el cual se denomina malassezia furfur y está en la piel de los seres humanos.

“Pero en estos pacientes el organismo que lo provoca tiene un mayor incremento”, reconoció la especialista. Otra causa muy frecuente es el estrés que sufren las personas, lo que provoca que las lesiones en la dermis sea más frecuente y grave.

El tratamiento depende, por ejemplo, si existe una crisis de la patología. Para ello, según Cabezas, se necesitaría corticoides tópicos. Estos son compuestos que se ponen en el organismo a manera de inyecciones o pastillas.

“Aparte se puede hacer un mantenimiento en la piel con cremas y también champús”, precisa la dermatóloga. Hay que tomar en cuenta que tanto en adultos y bebés los síntomas serán distintos. En el caso de los primeros, la descamación será mucho más fina y en los segundos, la piel se verá dañada de una forma un poco más gruesa.

Estética

Según el análisis, la patología no representa ninguna gravedad, pero sí hay una afectación en el aspecto estético. Por lo general hay descamación y eso causa mayor sensibilidad a la piel, lo que puede manchar la misma.

Nutrición

La doctora Evelyn Astudillo, especializada en el área de nutrición del hospital Pablo Arturo Suárez, explica que a pesar de que la comida y esta enfermedad no tienen relación, es importante consumir nutrientes que ayuden a fortalecer la piel así como el cuero cabelludo.

Uno de los tips más importantes, y menos complicados, es el consumir una buena cantidad de agua para mantener hidratado al organismo.

“No tomar bebidas gaseosas ni jugos azucarados”, recomendó la especialista.

Es bueno consumir ácidos grasos de los aceites vírgenes como el de oliva y los pescados. Esto porque hay un alto contenido de omega 3, primordial para la piel.

(MAG)