¡Un comunero se peleó con un “extraño ser”!

Exclusivo
Actualidad

¡Un comunero se peleó con un “extraño ser”!

Mostrando sus brazos arañados con residuos de sangre, Elio Suárez, les decía a sus vecinos que esa era la prueba de su enfrentamiento con un extraño ser que merodea su vivienda ubicada a un costado del cementerio en el barrio Rumiñahui de la población

Imagen Suárez mostró las heridas a sus veci (25230098)
Suárez mostró las heridas a sus vecinos.Joffre Lino / Extra

Mostrando sus brazos arañados con residuos de sangre, Elio Suárez, les decía a sus vecinos que esa era la prueba de su enfrentamiento con un extraño ser que merodea su vivienda ubicada a un costado del cementerio, en el barrio Rumiñahui de la población de Prosperidad.

El suceso, ocurrido la noche del viernes 1 de junio, alarmó a los comuneros del lugar, quienes coinciden con su relato: aseguran que desde el lunes en el sitio se escuchan raros silbidos en la noche.

Al principio muchos pensaron que se trataba de algún joven que buscaba llamar la atención de alguna chica, pero con lo ocurrido a Suárez, ahora dicen que podría tratarse de un ser diabólico.

El lesionado pasó un buen tiempo en estado de shock y sin poder hablar, luego de lo ocurrido. Cuando logró reponerse dijo que él salió al patio de su vivienda al escuchar el silbido a poca distancia de su casa, cuando de repente vio trepado en un árbol a un ser de unos 50 centímetros de estatura, lanudo y con orejas grandes que se mecía en una rama.

“En silencio, cogí un palo y me llené de valor para agarrarlo. Cuando caminaba lentamente hacia donde estaba, me atacó; pude ver sus uñas que son muy afiladas, como las que tienen las gallinas, y una fuerza enorme”, dijo muy asustado Suárez, quien logró salvarse —dijo— gracias a su perro que se lanzó encima del raro atacante y protegió a su amo.

Lo narrado por el joven puso los pelos de punta a los pobladores de Prosperidad: se unieron todos y con machetes en mano empezaron a cortar la gran cantidad de monte que tiene el lugar con la finalidad de encontrar al supuesto duende; también se prendieron fuego a la maleza, pero no se halló nada.

Roberto Tomalá, otro de los habitantes, expresó que la situación presentada en su comuna es muy seria y aseguró que ya habían comentarios de que en los techos de las casas se escuchaba como que alguien arañaba: “sin duda es ese animal, no sabemos qué es lo quiere; pero de acuerdo a lo que dice el compañero Suárez, tiene forma de una diminuta persona”, comentó el lugareño.

Varios de los habitantes de esta comuna, perteneciente al cantón Santa Elena, muy alarmados rociaron los alrededores de sus casas con agua bendita para alejar al maligno.