Exclusivo
Actualidad

En Santo Domingo, el choque de dos motos sega la vida de dos niños

Del accidente ocurrido frente a la unidad educativa César Silva, tambien resultaron heridos dos adultos y una niña, de 4 años

Imagen Untitled-1
Del accidente ocurrido frente a la unidad educativa César Silva, tambien resultaron heridos dos adultos y una niña, de 4 añosCaptura video Facebook

Dos menores de 8 y 6 años fallecieron este 29 de noviembre a causa de un choque entre dos motocicletas, en el kilómetro 21 de la vía Santo Domingo-La Concordia. Tais Quintero, de 8 años, no soportó las heridas que le causó el impacto contra la calzada y falleció en el lugar. Antonio Loor, de 6 años, falleció horas más tarde en una casa de salud.

Del accidente ocurrido frente a la unidad educativa César Silva, tambien resultaron heridos dos adultos y una niña, de 4 años. En el lugar los heridos fueron atendidos por paramédicos y trasladados a casas asistenciales, mientras que agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador, fijaron el cadáver de Quintero para luego hacer su levantamiento.

Franklin Cazán, jefe de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT), indicó que según las primeras investigaciones, las motocicletas iban en dirección La Concordia-Santo Domingo. El accidente se produjo cuando la motocicleta azul intentó girar hacia la escuela y fue impactada por la motocicleta roja.

Ramón Loor, de 27 años, conducía la moto azul. El hombre llevaba a la escuela a sus dos hijos, de 4 y 6 años, y la menor fallecida. Berta Aguilar, esposa de Loor, corroboró que sus hijos y su conviviente iban a la escuela de los menores, como todas las mañanas.

Ella explicó que su esposo también llevó a Tais, porque es vecina de ellos en la finca donde viven, aproximadamente a las 07:15 de este martes. Cazán indicó que según las versiones, la motocicleta azul iba con exceso de pasajeros, pues las leyes son claras en que éstos vehículos livianos son para dos personas máximo.

Agentes investigadores informaron que en el lugar del impacto se avisoraron vestigios de los cascos de los conductores de las motos, pero que no se determinó si los menores también llevaban esa protección. A los conductores se les asignó resguardo policial en las casas de salud, hasta que se esclarezca el hecho. Mientras que los cadáveres de los menores fueron llevados al centro forense de Santo Domingo.