Exclusivo
Actualidad

¡La Sapera, tumba de víctimas y verdugos!

Uno, de los tres hombres asesinados en Machala el lunes, murió en el mismo sector donde supuestamente ‘quebró’ a un expolicía

expolicía asesinado
El exagente fue baleado dentro de su vehículo en 2018.Archivo

La historia se repitió, pero esta vez el supuesto verdugo fue víctima. De acuerdo a las investigaciones del triple crimen ocurrido el pasado 19 de octubre en Machala, Alfredo Rosero Micolta, alias Gabinillo, quien fue liquidado ese día, estaba prófugo por el delito de asesinato.

Tenía tres boletas de captura y, coincidencialmente, murió en el mismo sector donde habría matado al expolicía Henry Raúl Bohórquez Rivera. Este hecho se dio en Urseza tres, al noroeste de Machala, el 17 de junio de 2018. El exagente se movilizaba en su vehículo Toyota Hilux negro, en compañía de su padre, quien resultó herido.

El exuniformado habría tratado de evadir a sus victimarios, pero terminó estrellándose contra un inmueble y fue baleado dentro del automotor. Al igual que Bohórquez, Gabinillo también murió en las calles de este mismo sector, junto a otras dos personas, entre ellos un extranjero.

Según los moradores, Gabinillo era un pescador artesanal, pero de acuerdo a las hipótesis de la Policía, aparentemente, pertenecía a una banda de extorsión a los artesanos y robo en alta mar.

El sector donde fueron abatidos los tres ciudadanos es conocido popularmente como La Sapera, un lugar peligroso y considerado como punto rojo por la Policía Nacional, según el coronel Raymon Quelal, jefe de la subzona El Oro.

Marco Egas, jefe de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased), informó que presumen que el crimen esté derivado de un ajuste de cuentas por disputa de territorio en piratería.

Aclaró que los fallecidos estaban comiendo corviche en una cancha, cuando llegó un vehículo del cual se bajó un hombre que los acribilló.

No reclaman su cuerpo

José Miguel Yánez Rodríguez y alias Gabinillo, ambos ecuatorianos, murieron de contado. El venezolano Carlos Alberto Hidalgo Vargas quedó gravemente herido y falleció horas después.

Su cuerpo aún está en el Centro Forense de Machala. Los parientes, que estarían en Quito, aún no lo reclaman.

Yánez y Rosero fueron velados en La Sapera, donde la policía haría operativos para evitar desmanes.

TE RECOMENDAMOS