Exclusivo
Actualidad

¡Se aferró a su hijo y lo salvó de ser secuestrado!

Tres personas intentaron llevarse a un niño, de 4 meses, quien pernoctaba dentro de un cartón junto a su madre.

Foto de Sistema Granasa

Luchó en contra de tres personas que la arrastraron e intentaron drogarla para quitarle a su hijo, a quien agarró fuertemente con sus brazos para evitar que se lo llevaran, pero como la tenían en el piso lograron arrebatárselo.

Sin embargo, María (identidad protegida) no se dio por vencida, pues se levantó y corrió hacia los secuestradores, quienes ya habían embarcado al pequeño, de 4 meses, en un automóvil Chevrolet Aveo, color gris, de placa GRV-3129, según consta en la denuncia asentada por la madre.

“Me metí al carro, forcejeé con esas mujeres y pude rescatar a mi hijo”, señaló.

El hecho quedó registrado en el sistema de vigilancia de un bar de la doceava etapa de la ciudadela Alborada, del norte de Guayaquil, la noche del pasado lunes, pero fue ayer que el fiscal David Nelson, de la Unidad Judicial de Flagrancia, confirmó que el caso se encuentra en investigación y que las imágenes son analizadas por peritos de Criminalística.

“En este caso, por los hechos que se denuncian, se trataría de una tentativa de secuestro. La sanción que dispone el Código Orgánico Integral Penal, para este tipo de casos, es de cinco a siete años”, precisó el funcionario.

Miguel Alcívar, quien cuida carros en el sitio, contó que “la chica (mamá del niño) llegó hace unos seis o siete meses con su pareja. Hablaron conmigo y les dije que por las noches podían cuidar carros en este sector. Por eso ella dormía en un cartón que le regalaron. Esta es la primera vez que le pasa algo así y ella nos dijo que esas personas eran desconocidas”.

Eduardo Torres, un comerciante, comentó que los secuestradores intentaron drogar a la mujer con un trapo bañado con alguna sustancia. Eso también es detallado en la denuncia. En el escrito, asimismo, se menciona que cuando se suscitó el percance, el padre del niño había acompañado a una joven a comprar. “Es que a veces llega gente y les regala cosas, para ellos o para el niño”, acotó Alcívar.