Exclusivo
Actualidad

¡Sexoservidoras y dueños de bares solo quieren trabajar!

Sexoservidoras se concentraron en la Plataforma Gubernamental del norte, y dueños de bares entregaron sus peticiones al COE Nacional.

protesta bares
La marcha se convocó en la zona rosa del sector de La Mariscal, en el norte de Quito.HENRY LAPO

Los exteriores de la Plataforma Gubernamental del norte de Quito se convirtieron en el punto de protesta de un grupo de trabajadoras sexuales. Las mujeres laboran en centros de diversión nocturna, los cuales permanecen cerrados, y también en las calles.

Con carteles, cornetas y pitos pedían que las dejaran laborar. Lourdes Torres, presidenta de la Asociación Pro Defensa de la Mujer (Asoprodemu), dijo que ya es tiempo de que a los clubes nocturnos les permitan abrir. “Las autoridades no comprenden que los ingresos de las sexoservidoras son diarios”.

Torres dijo que se entregó un escrito al Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE) para que les permitan trabajar, respetando las medidas de bioseguridad. En el caso de los locales, abrirían con el 50 % de su aforo.

Además, están dispuestos a no vender bebidas alcohólicas. También se adquirirían termómetros para medir la temperatura de los clientes. Torres afirmó que no se descartaría un proceso de capacitación de las chicas para la prevención de la COVID-19.

Entre las presentes también estaba Mónica, integrante de una de las asociaciones de trabajadoras sexuales que están en las calles. Ella indicó que deben buscar clientes a escondidas, por la permanencia de las restricciones.

“Muchas de nosotras hemos sido vulneradas. Incluso hay hombres que ni siquiera nos cancelan”, afirmó la dirigente. Añadió que los ingresos han disminuido drásticamente porque ni siquiera cuentan con un lugar fijo para ofrecer sus servicios.

Debido a la situación, las mujeres han tenido que caer en la clandestinidad para conseguir el sustento. Explicaron que los encuentros con los usuarios se realizan en moteles u otros sitios que no ofrecen las garantías de seguridad necesarias. (MAG)

protestas prostis
Las mujeres se reunieron para pedir que les permitan laborar porque están sin ingresos.René Fraga
CLAMAN PARA QUE LA FARRA VUELVA A LA CAPITAL

​En las calles Foch y Reina Victoria
, corazón de la zona rosa de Quito, se reunieron los dueños de bares, discotecas, karaokes y night clubs para exigir la reapertura de sus negocios.
Llevaron pancartas y un pliego de peticiones al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional. La marcha se tomó las calles del sector La Mariscal hasta el parque Itchimbía.

Martha Guerrero, coordinadora de los centros nocturnos del sur de la capital, dijo a EXTRA que acatarán las normas de bioseguridad que el COE les exija para abrir sus locales, que dejaron de funcionar desde el pasado 16 de marzo, cuando se inició la emergencia sanitaria en el país.
El problema es que aún no han recibido ningún protocolo para reactivarse. Se sienten olvidados.
“Son 2.000 personas que dependen de estos negocios, sin contar con los señores de los parqueaderos e ingresos indirectos”, explicó Guerrero.}

Las reuniones en Quito siguen suspendidas. Pero a algunos no les importa. El fin de semana se clausuró un local en Chillogallo, sur de la urbe, donde se desarrollaba una fiesta clandestina. La Secretaría de Seguridad informó que en el sitio no se cumplían las medidas sanitarias, lo que supone un riesgo de contagio.

Entre las exigencias de los sitios de entretenimiento están la exoneración de impuestos y de pago de servicios, así como nuevos plazos para el pago de créditos. “Todos los compañeros estamos en bancarrota con todos estos meses sin trabajar. Los costos de los arriendos son altos”, dijo Isaac Terán, representante de los locales del norte.

El protocolo que ellos han preparado está enmarcado en el distanciamiento físico, utilización de la mascarilla y salas privadas. Buscan además acercamientos con las autoridades municipales y nacionales para llegar a acuerdos que les permitan volver a trabajar. (DMA)

"Estamos desesperados, los arriendos siguen corriendo y las deudas también. Estamos dispuestos a acoger las medidas que nos pida el COE”.
Martha Guerrero,
Representante bares del sur​

TE RECOMENDAMOS