¡Advertencias aterradoras!

Exclusivo
Actualidad

¡Advertencias aterradoras!

Sicarios graban crímenes con sus celulares, en Guayaquil. Las envían a quienes consideran ‘sapos’, sean familiares de víctimas o testigos, para callarlos.

Imagen sicariatooo
Estas imágenes corresponden al primer vídeo detectado por la Fiscalía. Es el caso de un joven que fue asesinado con ocho tiros en el Guasmo sur, de la urbe porteña.Captura de video.

“Viste, conch’e tu...!”, es la frase con la que un sicario sentencia a un joven, a quien remata a plomo mientras se graba con su teléfono celular. Esas imágenes fueron enviadas a familiares y testigos del crimen para advertirles de que si llegaban a contar algo a los investigadores tendrían el mismo fin.

No es el primer caso de intimidación bajo esa modalidad, en Guayaquil, pero sí es el primero en el que el Ministerio Público tiene acceso a la filmación, según confirmó, en exclusiva para Diario EXTRA, el fiscal especializado César Peña Morán.

El funcionario sostiene que “el vídeo se ha hecho viral (en el mundo delictivo). Es hecho básicamente para amenazar y evitar que quienes conozcan del caso se acerquen a denunciar. Es una forma de buscar la impunidad”.

Ahora, según Peña, se busca establecer quién es el criminal. “No existen delitos perfectos. Tenemos indicios balísticos y con la voz se realizará un análisis en el Laboratorio de Criminalística”, argumenta.

También precisó que las imágenes corresponden al asesinato de un joven, de 23 años, ocurrido el pasado 7 de agosto, en la cooperativa Paquisha, del Guasmo sur, en un sector conocido como Chicago.

En los archivos de este rotativo existe el registro de ese crimen y se identifica a la víctima como Adrián Joel Rodríguez Reyes. Ese hecho fue relacionado con el tráfico de sustancias estupefacientes.

Más detalles

Sanción

Las amenazas son contempladas como intimidación en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). El artículo 154 sanciona estos hechos con prisión de uno a tres años. En cambio, de descubrir al criminal, puede ser penado por asesinato o sicariato, con condenas de 22 a 26 años.

Antecedentes

En los registros de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Desapariciones, Extorsiones y Secuestros (Dinased), consta que el joven que aparece en el vídeo registraba dos detenciones, en los años 2014 y 2015, por tenencia ilegal de armas de fuego. Su muerte sigue en investigación.