Exclusivo
Actualidad

¡Silenció la vida de una niña a golpes, en Quito!

La Policía dijo que el sospechoso era peligroso y violento. Al parecer, asesinó a la menor de manera salvaje porque no dejaba de llorar.

Detenido - Crimen - Niña
Los agentes de la Dinased capturaron al involucrado en el centro de la capital. El sujeto es vendedor ambulante.Cortesía

Calló su llanto a golpes, hasta matarla. El presunto responsable del crimen de una niña de dos años fue capturado mientras vendía productos electrónicos en el parque de El Ejido, en el centro-norte de Quito.

La Policía estaba tras su rastro desde el pasado 22 de febrero. Los agentes levantaron un perfil psicológico del sospechoso y determinaron que era violento y peligroso para su entorno familiar. Esto lo corroboraron cuando, luego de su detención, el pasado fin de semana llegó su esposa con moretones en el rostro.

Ella les contó a los uniformados que su pareja la había golpeado.

Javier, de 22 años, recibió prisión preventiva y será investigado durante 90 días para que la Fiscalía compruebe su culpabilidad en el crimen.

El sospechoso creyó que luego de tanto tiempo su crimen quedaría impune. pero lo capturamos”.Iván Naranjo. Oficial de la Dinased

Familia peligrosa

Aquella noche de febrero, según las indagaciones, la madre de la menor salió a beber licor con unos amigos y dejó encargada a su hija en la casa de unos parientes, en Chimbacalle, sur de Quito.

A las 14:30 del siguiente día, la mujer regresó a retirar a la pequeña, pero se encontró con una escena impactante. La menor yacía en un mueble agitada, con problemas para respirar y tenía varios moretones en el cuerpo y el rostro. Estaba agonizando.

La señora le preguntó al encargado del cuidado de la niña qué había sucedido y este le dijo que se cayó de las gradas.

La mamá la llevó desesperada a un centro de salud donde los doctores intentaron estabilizarla, pero la niña murió por la gravedad de sus heridas.

Crimen - Detenido - Niña
La víctima tenía varias heridas en el pecho y el rostro.Cortesía

Según el informe médico, una de las costillas rotas de la menor perforó el pulmón derecho y el corazón. Esto habría sido provocado por patadas o puñetes. Además, los golpes que tenía en su cara y el resto del cuerpo serían producto de un objeto contundente.

Con esta información los agentes de la Dinased volvieron a entrevistar a quienes estuvieron a cargo de la niña y descubrieron que sufría de maltrato infantil. También comprobaron que vivía en una familia disfuncional.

El mayor Iván Naranjo explicó que, al parecer, la víctima habría estado llorando por algún tiempo y que el presunto asesino intentó callarla. Al ver que la pequeña no le hacía caso la golpeó salvajemente.

LAS CLAVES

Historial: ​El detenido no registra antecedentes penales.

Teoría: ​La menor pudo sobrevivir si era tratada a tiempo. 

Ayuda: La madre de la víctima recibe apoyo psicológico.
RELACIONADAS
TE RECOMENDAMOS