¡‘Tiesos’ de un solo golpe! Cuatro muertos y una herida en choque de motos

Exclusivo
Actualidad

¡‘Tiesos’ de un solo golpe! Cuatro muertos y una herida en choque de motos

El siniestro fue en la parroquia Carondelet, San Lorenzo.

moto-1626936_1280
Referencial. Las víctimas viajaban en dos motocicletas. Iban por la vía que une la provincia de Esmeraldas con Imbabura.pixabay

Cinco personas se accidentaron mientras viajaban en dos motocicletas. Solo una de ellas sobrevivió. Ocurrió en la entrada a la parroquia Carondelet, cantón San Lorenzo, en Esmeraldas.

La policía se enteró del suceso a las 20:00 del sábado. Los agentes fueron a la carretera que une a la Provincia Verde con Imbabura y se toparon con una escena aterradora: las víctimas estaban ‘regadas’.

Los uniformados que acudieron al sitio confirmaron que se trató de un aparente choque frontal entre dos motos negras. La una era de marca Dayang y la otra, Suzuki.

Al tiempo, los agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) fueron llamados para las pericias. En el punto, ubicado en el kilómetro 23, también estuvieron presentes los parientes de los accidentados.

MORGUE

Estación de energía eléctrica fue su tumba

Leer más

Los uniformados conversaron con los familiares de quienes iban en la primera motocicleta, pero no dijeron hacia dónde se dirigían ambos chicos. Lo que sí detallaron fue que el conductor se llamaba Washington Marín, de 22 años, y lo acompañaba Yeison Zúñiga, quien tenía 24.

Se llevaron a sus muertos

Continuando con las entrevistas, los gendarmes hablaron con los allegados de los pasajeros de la Suzuki. Ellos les contaron que este último vehículo era manejado por Daniel Hernández, de 21 años. De copilotos estaban su hermano, de 15 años, y una chica llamada Luceny Caicedo, quien sobrevivió al choque.

Ella fue llevada hasta el hospital Divina Providencia, en San Lorenzo. Allá, el médico que la recibió explicó a los investigadores que necesitaban transferirla a una casa de salud de Ibarra porque la situación de la mujer era crítica.

A pesar de las pericias, los agentes no explicaron cómo ocurrió el siniestro. Lo que dificultó continuar con las indagaciones fue que los parientes de los fallecidos no permitieron que se llevaran los cuerpos a la morgue de Esmeraldas.

Ellos mismos se encargaron de levantarlos y los trasladaron a sus casas. Querían velarlos por su cuenta y, asimismo, sepultarlos. Hasta el cierre de esta edición, no se informó sobre la condición de la persona herida.