Tiros lo despertaron para ver una desgracia

Exclusivo
Actualidad

Tiros lo despertaron para ver una desgracia

Presunto femicidio y suicidio en Pasaje. Niño dormía cuando escuchó los disparos que segaron la vida de su mamá y de su padrastro

muertes
El doble delito se perpetró en un sitio conocido como Santa Lucía, de la parroquia El Progreso, perteneciente al cantón Pasaje.Roberto Siguenza

El niño de 3 años se despertó asustado al escuchar los balazos dentro de su casa. Pero al correr rápidamente para buscar refugio se encontró con una escena de horror.

Observó a su mamá, Amparo Elizabeth Bailón Guabil, de 29 años, en el piso ensangrentada. A poca distancia yacía su padrastro Javier Eduardo Pincay, de 40 años, quien sostenía en sus manos el arma que presuntamente utilizó para asesinar a su mujer y luego dispararse en la cabeza.

El presunto femicidio y suicidio ocurrió a las 21:00 del jueves 14 de octubre, en un sitio conocido como Santa Lucía, de la parroquia El Progreso, perteneciente al cantón Pasaje, provincia de El Oro.

Luis Salinas, jefe de Criminalística de El Oro, informó que la mujer estaba tendida en el dormitorio con un disparo en el ojo derecho, mientras que su esposo habría utilizado la misma arma de fuego calibre 25, para dispararse en la región parietal derecha, por dos ocasiones.

Ambos eran nativos de la provincia de Manabí y llegaron a la Ciudad de las Nieves, como también se conoce al cantón, a trabajar en una avícola.

Según narró un adolescente de 15 años, quien se identificó como hijo de la fallecida, la pareja siempre tenía problemas y “al señor aparentemente le molestaba mi presencia, sin embargo, mi mamá me decía que venga”, reveló.

“Mi hermanito me dijo que estaba durmiendo cuando escuchó los tiros, vio la escena y salió corriendo a esconderse”, contó. “Yo llegué a ver lo que había pasado, me dijeron que ese tipo había matado a mi mamá y que también se disparó. La policía me pidió que me alejara del lugar”, acotó el adolescente mientras observaba las diligencias del levantamiento de los cadáveres.