Exclusivo
Actualidad

Transportistas urbanos amenazan con disminuir el servicio en Cuenca

Los dirigentes afirmaron que desde enero, de las 475 unidades, solo quedarían en servicio 114. Unos 361 buses han cumplido su vida útil y no podrán circular.

Imagen descarga (5)
Protestas a favor del aumento del pasaje en Cuenca.Jaime Marin

Familiares y parientes de los conductores de los buses del servicio urbano de Cuenca exigen la aplicación del nuevo pasaje de 30 centavos. Con carteles y gritos protagonizaron la mañana de este jueves 28 de diciembre una marcha de protesta por las calles de urbe. Sin embargo, el servicio fue normal.

Según el representante de la Cámara de Transporte Urbano, que agrupa a 7 cooperativas, Leonardo Albarracín, la medida se encamina también a pedir al Concejo Cantonal la revisión en la obligatoriedad de renovar las unidades con buses del tipo Euro 5. “Según el Ministerio de Hidrocarburos, aún no existe en el país un combustible adecuado para el bueno funcionamiento de este tipo de unidades” adujo Albarracín.

El dirigente afirmó que la renovación de unidades es urgente, y bien puede aprobarse con buses Euro 3, caso contrario desde enero de 2017, la flota de unidades deberá ser disminuida.

Explicó que de los 475 buses que prestan servicio urbano, 361 han cumplido su vida útil y sería una ilegalidad mantener a estas unidades circulando por la ciudad.

“Dejaremos de dar el servicio no por iniciativa propia, sino porque los carros estarán en los talleres”, manifestó el dirigente.

Otra de las advertencias es que en los próximos días dejarán de utilizar las estaciones de transferencia, dejando de prestar el servicio de transbordo gratuito a unos 27 mil usuarios. Esto debido a que no han recibido las compensaciones de parte del municipio

Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca manifestó su rechazo ante la postura de los transportistas. “Soy el Alcalde de Cuenca. El transporte urbano es un servicio público. Me debo a la ciudadanía y no aceptaré amenazas”, expresó tras indicar que el Concejo Cantonal tomará las medidas legales correspondientes en caso que se disminuyan frecuencias o el servicio mismo de transporte.

En los próximos días el Concejo Cantonal dará a conocer su postura sobre la tecnología que deberán usar los buses para la renovación de la flota, esto en base a un análisis de la Universidad del Azuay y a conversaciones que han mantenido con Petroecuador. Adelantó que la estatal petrolera entregará aditivos para hacer que el combustible que se distribuye en la ciudad no afecte a las nuevas unidades, en caso de que sean Euro5.