Exclusivo
Actualidad

Es posible que Trump no llegue a ser presidente de EE.UU.

U.S. President elect Donald Trump speaks at election night rally in Manhattan
Donald Trump hablando en la noche de elecciones, el pasado 8 de noviembre.Reuters

El 19 de diciembre del 2016 puede ser un nuevo día que marque la historia de los Estados Unidos. En las pasadas elecciones del 8 de noviembre, exactamente no se voto por un presidente, sino, por la formación de un Consejo Electoral.

El 19 de diciembre del 2016 puede ser un nuevo día que marque la historia de los Estados Unidos. En las pasadas elecciones del 8 de noviembre donde el candidato republicano Donald Trump se enfrentó a la demócrata, Hillary Clinton, exactamente no se voto por un presidente, sino, por la formación de un Consejo Electoral -formado por representantes estatales encargados de votar este 19 de diciembre, para seleccionar al próximo mandatario-. Si los representantes republicanos cambian de parecer podrían evitar que Trump llegue a la Casa Blanca. A pesar que la ley así lo dicta, se muestra como una posibilidad muy difícil de conseguir, aunque, no imposible.

Los electores no votaron por un presidente, sino por un Colegio Electoral; sin embargo, es fácil pensar que -sin novedad alguna- los representantes votarán por el partido que más votos consiguió en sus estados. Aún se baraja la posibilidad de que los republicanos cambien su voto a favor del partido demócrata, liderado por Hillary Clinton. La decisión puede partir por los problemas que se han originado en los Estados Unidos luego de las pasadas elecciones, donde varios ciudadanos salieron a las calles a reclamar la elección del candidato como posible presidente.

La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (NSCL, por sus siglas en ingles) expresa que en los Estados Unidos no existe ley que obligue a los representantes a votar por el partido que haya ganado en su estado o que los represente. Cabe destacar que Hillary Clinton consiguió el apoyo de más votantes (59.916.932), a diferencia de Trump (59.690.096) sin embargo, el líder del partido republicano obtuvo la victoria en estados clave que cuentan con un gran número de colegios electorales.

La polémica

Donald Trump ha sido varias veces cuestionado para ocupar el cargo como presidente de su país. Sus comentarios racistas, machistas, la apuesta por una severa ley migratoria y el no haber ostentado nunca algún cargo político ni militar, son los detonantes para que muchos estadounidenses no estén a favor de que sea él quien los lidere. Una enmienda de la Constitución de los Estados Unidos expresa en una de sus lineas que el cargo presidencial no debe caer “en la suerte de cualquier hombre que no esté dotado de las cualidades necesarias”.

La táctica

Un grupo de simpatizantes demócratas ha empezado Faithless Now iniciativa que busca convencer a los electores republicanos para que mediten su voto y lo cambien a favor de Hillary Clinton. De ser así los 290 votos obtenidos por Trump podrían disminuir y -quizás- aumentar los 228 de Clinton, consiguiendo el número mágico para ser presidente de los Estados Unidos, 270, proclamando definitivamente al ganador.