Exclusivo
Actualidad

El frío y la falta de sol no ahuyentan a los turistas de las playas

La mayoría de los visitantes de la sierra no tuvieron reparos en ingresar al mar desde muy temprano; los costeños en cambio prefirieron esperar que la temperatura aumente para meterse al océano.

Imagen salinas 2

Aunque el sol aún no apareció este viernes 3 de noviembre e inclusive por momentos se presentó una leve llovizna, los miles de turistas que pernoctan en los balnearios de la provincia de Santa Elena disfrutaron del segundo día del feriado.

La mayoría de los visitantes de la sierra no tuvieron reparos en ingresar al mar desde muy temprano; los costeños en cambio prefirieron esperar que la temperatura aumente para meterse al océano.

Durante las primeras horas de este viernes el malecón de Salinas lució llenó de visitantes, muchos caminaban al pie de la vereda, mientras otros lo hacían por la playa.

“Hace un poquito de frío, si sale el sol me baño”, le decía sonriente la guayaquileña Beatriz Pacheco, a su amiga Carla López.

Por el frío, varios grupos de visitantes ubicados al pie de la arena optaron por practicar algún deporte y luego meterse al agua. “Calentamos un poquito y nos damos un chapuzón”, le manifestó Esteban Martínez a su pequeña hija Karol.

Más de 25.000 vehículos viajaron

La baja temperatura no frenó la llegada de visitantes a la península de Santa Elena.

Según el reporte de la Comisión de Tránsito del Ecuador, CTE, el 2 de noviembre ingresaron 14.630 vehículos de los cuales sólo salieron 3.034; mientras que hasta el mediodía de este viernes la cifra de ingreso superaba los 25.000 vehículos.

A medida que pasaba el día y el sol no parecía muchos optaron por salir de paseo en yate por la bahía. El recorrido de 30 minutos cuesta $ 5.

“Bastante público está optando por conocer Salinas desde el mar, hasta el momento nos estamos muy bien”, comentó Jamil Bazán, propietario de una de las embarcaciones.

Pero mientras Bazán contaba sus ganancias, contrario a aquello, el vendedor de helados Washington Rosales se lamentaba porque hasta el momento el feriado no le representaba ganancias. “Con este frío nadie quiere comprar nada”, decía.

En Montañita llovió

En el balneario de Montañita una leve llovizna acompañó la mañana de este viernes a los turistas, pero al igual que en Salinas, la baja temperatura no detuvo la avalancha de personas en la playa.

Otra de las situaciones que complicó a los bañistas fue la marea alta. “Está rico el clima, me gusta así”, comentó la lojana Johana Chérrez.

En playas como la de Ayangue y Olón también se observó una importante presencia de visitantes. Además en Libertador Bolívar y San los locales de venta de comidas típicas lucieron llenos.