Exclusivo
Actualidad

Se graduaron los primeros 14 ufólogos ecuatorianos

Durante sus 30 años de estudios, el investigador aseguró que fue contactado por los alienígenas. “Hay buenos y malos”.

Foto de Sistema Granasa
El ufólogo Jaime Rodríguez entregó los certificados a sus nuevos colegas. En la ceremonia de graduación se proyectaron vídeos de avistamientos de ovnis.Jaime Marín

Nelson Pineda ya podrá estudiar y resolver los misterios relacionados con los alienígenas al más puro estilo de las series de televisión ‘Perdidos en el espacio’, ‘Viaje a las estrellas’ o el ‘Túnel del tiempo’, las cuales fueron su inspiración para convertirse en uno de los primeros 14 ecuatorianos en recibir la calificación de estudiosos e investigadores de ovnis y objetos voladores no identificados, ufólogos, otorgados por el especialista en la materia, Jaime Rodríguez.

Pineda, de 49 años, recordó que, mientras más veía este tipo de programas en su niñez y adolescencia, cada vez sentía que en su interior nacía un sentimiento de credibilidad a este tipo de hechos. Con el paso de los años, también aseguró haber logrado establecer con certeza la existencia de otros seres vivos en distintos lares del universo. “Seres superiores al hombre”.

▶ Lee también: ¿Por qué los extraterrestres no responden los mensajes de la Tierra?

Fue contactado por aliens

Durante treinta años de investigaciones, con la ayuda de la literatura y experiencias propias, logró identificar a dos tipos de alienígenas: extraterrestres e intraterrestres. Sonriente y repitiendo el término ‘descabellado’, Pineda aseguró que a lo largo de 14 años fue parte del grupo de “contactados por los extraterrestres”. “Debemos abrir nuestras mentes y conciencias para ser realistas y comprender”, dijo.

En aquellos estudios y con la ayuda de otros principales telepáticos también descubrió que los seres de otros planetas en sus mensajes intentan enviar buenas vibras, de paz y amor. “Ellos pretenden despertar el sentimiento increíble y poderoso, como es la capacidad de amar y perdonar a los demás”.

▶ Lee también: Este ecuatoriano asegura recibir información telepáticamente de otros seres

Son buena onda los alienígenas

Incluso, Pineda afirmó que en los contactos con los ovnis le habrían dejado un comunicado muy importante, “que a pesar de que la Tierra atraviesa graves problemas no habrá una nueva guerra mundial y que pronto llegará la paz”.

Agregó que existen contactos positivos y negativos, pero “el sensor de los seres humanos no permite descubrir a los malos y los buenos”.

Estudios

Para el ufólogo Jaime Rodríguez, el estudio del fenómeno ovni no es una carrera con título universitario, es una ocupación, como nacen todas las profesiones. En su tiempo así nació, por ejemplo, la arquitectura, haciendo primero las casas para luego seguir un proceso para enmarcarse en un plano didáctico y luego con un pénsum de estudios.

“Igual la ufología sigue ese camino, existe la exobiología, ciencia que estudia las posibilidades de existencia de vida en el universo, fuera de la Tierra, y si en algún momento hay un mayor acercamiento con los seres extraterrestres, nacerá la exopolítica”, mencionó Rodríguez.

▶ Lee también: ‘Paniqueados’ por ovni ‘trucho’

DATOS:

La certificación como nuevos ufólogos y que se convierte en el único grupo del país se desarrolló tras dos años y medio de talleres y charlas dictadas por Rodríguez, el pasado viernes, en Cuenca.

En la preparación se analizaron evidencias fotográficas y de vídeos sobre la presencia de objetos voladores no identificados y que, junto a testimonios de personas de todo el mundo, avalan la credibilidad de la existencia de otros seres, explicaron Juan Correa y Jane Sarmiento, otros dos nuevos ufólogos.

De su lado Saúl Guamán y Claudio Chacón destacaron que la bibliografía ha sido parte fundamental para el aprendizaje, sumando a ello al paraje de El Cajas, la parte más alta del Azuay, ubicadaa 4.500 metros sobre el nivel del mar, y considerado como el punto caliente para los avistamientos, donde los cursillistas debieron realizar el trabajo de campo y recopilación de testimonios de los nativos para su trabajo de acreditación.