Exclusivo
Actualidad

Dejan por un rato el aula y la 'compu' para trabajar la tierra

La propuesta académica de la Politécnica Salesiana es que la teoría sea puesta en práctica en áreas que pueden recuperar, para la siembra o el turismo

campo
La jornada se desarrolla en La Esperanza, un área de conservación del cantón Isidro Ayora.Cortesía

Cada mes, una veintena de alumnos de la carrera de Biotecnología de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) reemplaza la ‘compu’ y los libros por palas y picos.

Con estas herramientas, los universitarios se adentran durante un día en La Esperanza, un área de conservación del cantón Isidro Ayora, en Guayas.

La actividad es parte del proyecto ‘Día de campo: capacitaciones en bioinsumos y monitoreo digital de áreas verdes’, programa desarrollado por la fundación In Terris.

En La Esperanza, los salesianos ponen en práctica las materias Ecología y Química Orgánica. La finalidad es que desarrollen investigaciones que ayuden al cuidado de las áreas verdes.

La gestión de las áreas protegidas ha tomado fuerza en la última década, lo que ha permitido desarrollar múltiples instrumentos y herramientas para fortalecer el trabajo en el campo.

Un atractivo turístico

Uno de los estudiantes que recién participaron en la jornada fue Iván Montiel, quien cursa el tercer semestre. Al joven le parecer importante que pueden darle un ‘toque’ de restauración a áreas abandonadas y transformarlas en un atractivo turístico.

“Hablamos de restauración y conservación de muchas áreas de la Costa que prácticamente están descuidadas. Allí es donde tenemos la oportunidad de actuar”, señala Montiel.

Para su compañero Sergio Espinoza, es una experiencia enriquecedora, porque pueden presenciar la biotecnología verde, sistemas de cultivo, producción de biocarbono y bioinsumos efectivos para las mejoras del suelo.

El director de la carrera es José Ballesteros. Para el docente, la capacitación representa una oportunidad para los estudiantes salesianos, ya que así ponen en práctica lo aprendido en asignaturas como Ecología y Química Orgánica.

“La propuesta impulsa la creación de proyectos investigativos desde las aulas”, dice.

Las prácticas incluyen talleres sobre producción y utilización de bioinsumos, deforestación y monitoreo digital de áreas verdes.

Con el primer punto, los alumnos aprenden a preparar productos orgánicos como abonos y fertilizantes, para proteger y mejorar los sistemas productivos. Luego conocen sobre estrategias y herramientas para el seguimiento y defensa de bosques y áreas verdes.

Universitarios guían en el emprendimiento

Un grupo de 75 alumnos de la facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad de Guayaquil demuestra que para emprender no se necesita de muchos recursos económicos, sino ser creativos y persistentes.

Los universitarios se vincularon al programa de emprendimientos que promueve el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) con miles de beneficiarios del bono.

Los alumnos ayudan en materias como Marketing, Contabilidad, Administración, Educación Financiera y Tributación.

La universitaria Gloria Peña confía en que el plan aportará en la creación de fuentes de trabajo.

TE RECOMENDAMOS