En Urdaneta, una mujer evitó su muerte al pedir ayuda a tiempo

Exclusivo
Actualidad

En Urdaneta, una mujer evitó su muerte al pedir ayuda a tiempo

La víctima acusa a su esposo de haberla agredido y de intentar matarla con dos armas de fuego. El hombre huyó y es buscado por la Policía

mujer
La víctima es atendida en una casa de salud de Los Ríos.Tatiana Ortiz

Aterrada y con su ropa manchada de sangre, ‘Verónica’ corrió a refugiarse en una habitación, huyendo de su enfurecido marido, quien supuestamente la había amenazado de muerte con un arma de fuego. Este nuevo caso de violencia intrafamiliar se registró a las 21:00 del martes, en el sector Monte Carlo del recinto Pijullo del cantón Urdaneta, Los Ríos.

Allí, Verónica, de 45 años, recibió golpes de puño por parte de su esposo William V. R., quien presuntamente también le ocasionó una herida en la oreja izquierda. Al ver que empezó a sangrar la mujer quiso huir de su agresión, encerrándose en una de las habitaciones de su casa.

Pero al parecer eso enfureció aún más a su cónyuge, quien empezó a buscar las armas de fuego que tenía en la vivienda. Sin embargo, ‘Verónica’ tomó su teléfono y llamó al Ecu911 pidiendo ayuda alegando que su marido quería asesinarla.

Al escuchar eso, el hombre soltó el armamento y salió corriendo del inmueble. Luego llegaron los gendarmes y levantaron una carabina más un rifle, ambos de calibre 22. También los uniformados decomisaron cuatro cartuchos sin percutir.

A la búsqueda del violento

Según la policía, inmediatamente se armó un operativo de búsqueda del sospechoso pero no fue posible localizarlo, debido a que la mayoría de los habitantes son sus parientes y no prestaron la colaboración necesaria.

tar
Las armas encontradas en el inmueble donde habita la pareja.Tatiana Ortiz

Mientras tanto otro grupo de agentes llevaron a la víctima hasta el hospital Juan Montalván para la revisión médica. La denunciante alegó que su esposo empezó a agredir verbalmente y luego con golpes de puños. Ahora las autoridades buscan al responsable mientras se tramitan las medidas de protección para la fémina agredida.