Exclusivo
Actualidad

Vende helados para alimentar a mascotas

Anthony, el niño que cuida a sus perros con mascarillas, recibió su primer cachorro a los tres años. Después le dieron cinco y él recogió a tres más.

Desde hace quince días la calle Reymundo Salazar en Pinllo, parroquia de Ambato, provincia de Tungurahua, es bastante visitada. Muchos quieren conocer a Anthony Hernández Ases, el niño de 10 años, que fue filmado cuando llevaba a su perro en ‘bici’ y con mascarilla.

El vecino Joselo Sánchez grabó el momento en que el menor de edad protegía a su mascota y subió el video a una red social. La grabación fue vista por miles de usuarios, muchos de los cuales aplaudieron el accionar del niño.

Desde los 3 años, Anthony empezó a adoptar a mascotas. En el pasillo y patio de su vivienda, situada en una loma, él alimenta y juega con los nueve canes y dos gatos.

“Mis gatos son Copo y Chilindrina. A mis perros les puse Borracha, Enano, Papis, Bolita, Topi, Bolo, Nena, Saya y Gudis. A todos los quiero por igual, pero es Gudis el que tiene más destrezas y por eso lo subo en la bicicleta para irnos a pasear”, comenta.

Su madre, Miriam Ases, mencionó que al menor de sus dos hijos le despertó ese amor por las mascotas desde que tenía 3 añitos. A esa edad, la abuelita le regaló su primer cachorro.

Además menciona que Anthony se encariñó más con sus mascotas, porque su hermano mayor se hizo de compromiso y ya no tenía con quién jugar.

RELACIONADAS

VENDE HELADOS

Además, al niño le regalaron otros cinco perritos y además se hizo cargo de tres más que recogió de la calle y de dos mininos.

Anthony, quien el pasado 9 de mayo cumplió los 10 años, optó por vender helados de mora y frutilla, a 25 centavos cada uno, para alimentar a sus animales.

Para iniciar su negocio juntó capital durante un año. Según su progenitora, él guardaba dinero de los 50 centavos que le daban diariamente para la mesada escolar.

“Reuní cinco dólares y con mamá compramos para hacer los helados que vendo a los vecinos. Es que no quiero que les falte la comida a mis amigos”, expresó el guambra.

Incluso invita a sus padres a jugar ‘párame la mano’ y el dinero que les ganaba de las apuestas lo destina para dar de comer a sus mascotas.

Por el coronavirus, Anthony también invirtió en adquirir mascarillas para sus animales. “Cuando vino esta pandemia, por los riesgos también compré mascarillas para mis perritos. No salimos sin ellas porque nos salva la vida”. (YIE)

TE RECOMENDAMOS