Exclusivo
Actualidad

En la Bahía de Guayaquil ya se apuesta por la Tri

Según los comerciantes la venta en la Bahía ha bajado, pero partidos de las eliminatorias suelen ser un impulso para el comercio.

Imagen camiseta
Según los comerciantes la venta en la Bahía ha bajado, pero partidos de las eliminatorias suelen ser un impulso para el comercio.EXTRA

A pocos días del partido, Ecuador contra Chile, comerciantes del sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil, ya tienen a la venta numerosos artículos para celebrar este encuentro a lo grande. Las personas se acercan a los locales comerciales con el fin de adquirir una camiseta de la tricolor.

Al grito de “lleva tu camiseta a 8 dólares”, Pascual Reyes Pincay, comerciante de camisetas deportivas, trata de seducir a sus clientes. Aunque hasta el lunes 3 de octubre no veía levantar las ventas, cree que a medida que se acerque el día del partido la gente buscará la camiseta, pero sabe que es mejor que la Selección gane. Su experiencia le dice que cada vez que la Tri gana un partido, la gente compra más, así que él cruza los dedos por un triunfo no solo para que Ecuador clasifique al Mundial de Rusia sino también para que su comercio vea unos ingresos extra.

La Bahía es el lugar donde se puede encontrar casi todo en Guayaquil y en los días de mayor venta suele convertirse en un hormiguero. Últimamente -dicen los comerciantes- la venta en general ha bajado, pero partidos de las eliminatorias suelen ser un impulso para el comercio. La hinchada aún no pierde la esperanza de una buena presentación de Ecuador ante Chile y por eso Gilson Balladares fue a la Bahía. “En la Bahía es más barato que en el centro comercial y hasta se puede negociar con el vendedor”.

Las camisetas más baratas no se parecen a las oficiales, pero sí se venden. Reyes asegura que al día puede llegar a vender hasta 15; lo que sí no son las más vendidas. En los puestos se expenden con más facilidad las camisetas de Barcelona y Emelec.

El comerciante cuenta que ya tiene más de 30 años en la Bahía y que, a pesar de la gran de demanda que allí se presenta, le ha ido muy bien en su negocio. También confesó que las camisas más vendidas son las de Antonio Valencia, Jefferson Montero y Énner Valencia. Las prendas pueden llegar a costar hasta 20 dólares.

La clave de la venta tricolor -dicen los comerciantes- será desde el miércoles porque en todos lados no se hablará de otra cosas que no sea la Selección. Los vendedores también tienen entusiasmo deportivo, pero piden que no se les haga mucha “bomba” a los jugadores porque se crecen y no juegan bien. Y como la fe es lo último que se pierde, el día del partido (el jueves a las 16:00) en la Bahía se instalan televisores para ver el partido. Junto al puesto de Pascual Reyes hay otro de televisores y artefactos eléctricos. Los propios comerciantes y otros curiosos se juntan a ver el fútbol y comentar el partido.

Los primeros días de la semana la cosa aún está calmada. El fútbol no es la prioridad aunque ya las ventas preparan. El miércoles 5 de octubre aparecerán también en los comercios banderas, pitos, gorros, pelucas. Ese día -dice Mayra Aguilar (otra comerciante) venderá silbatos y cornetas. En otros partidos de las eliminatorias tuvo buena venta y por eso apuesta por los mismos productos. Aguilar se abastace en almacenes de chinos. Ella no se queda en la Bahía, su estrategia es recorrer las calles del centro. A ella no le gusta mucho el fútbol, sabe que la gente sí enloquece por un buen resultado, a ella no le quita el sueño un buen resultado, solo quiere que todos estén felices para que la venta aumente y pueda ganar más dinero para sustentar su casa.