Exclusivo
Actualidad

Fiscalía investigará a María Alejandra Vicuña

La vicepresidenta asegura que se trata de una “campaña de desprestigio”. Un excolaborador de su tiempo de asambleísta la acusa de haber obligado a que se hagan “contribuciones” a su cuenta personal.

Vicepresidenta de Ecuador se defiende de acusaciones en su contra
El escándalo se produjo luego de la revelación que hiciera una investigación de un medio de comunicación.EFE.

La Fiscalía ha abierto una investigación a la vicepresidenta María Alejandra Vicuña, según anunció la magistrada Ruth Palacios este martes 27 de noviembre de 2018.

En la trama de cobros irregulares que ha sacudido a la Asamblea Nacional, ahora se apunta a la segunda mandataria ecuatoriana, quien se desempeñó como legisladora hace seis años.

La fiscal Palacios dijo que la información difundida por un medio local, acerca del supuesto cobro por parte de la funcionaria a sus excolaboradores, sirve de base para abrir la indagación previa.

La investigación periodística señala que Vicuña habría receptado estas “contribuciones” en su cuenta personal durante 2011, 2012 y 2013.

Además se indica que en la declaración juramentada, con fecha del 26 de octubre del 2018, que los desembolsos fueron inicialmente de $ 300, situación que se extendió durante un año y luego ascendieron $ 1.400, durante otros 12 meses.

Se defendió

Sus declaraciones estaban previstas para las 14:30, pero fueron reprogramadas para las 19:30. Luego de veinte minutos de retraso finalmente, la vicepresidenta inició la rueda de prensa para referirse al tema de los supuestos cobros.

En su intervención Vicuña señaló que ya tenía conocimiento sobre la declaración juramentada que se presentó en su contra, ya que según contó, desde septiembre pasado Ángel Polibio Sagbay —abogado que está detrás de la acusación— “de forma reiterada amenazó con forjar esta denuncia si no cedía a la exigencia de cargos”, específicamente al puesto de gobernador de Morona Santiago y de director provincial del IESS.

Además añadió que el 13 de noviembre, cuando se realizó el juicio político en contra de la exasambleísta Sofía Espín, esta se acercó a una de las coordinadoras de Alianza País para “mostrarle que tenía en su poder una declaración juramentada de un excolaborador que involucraba a la vicepresidenta”. En este documento, también se indicaba que le requerían “operar como vicepresidenta de la República y del movimiento Alianza País para evitar su destitución” o se haría público.

Vicuña presentó unos chats previamente notarizados como pruebas a su favor y agradeció al presidente Lenín Moreno por su respaldo. La situación la calificó como una “campaña de desprestigio” en contra del gobierno.

La reacción de Moreno

La rueda de prensa completa