Exclusivo
Actualidad

El secuestro, violación y muerte de una niña indigna a los bogotanos

El arquitecto le confesó a su hermano que había asfixiado a una menor en el momento en que la subió a la camioneta.

uribe1.jpg
El cuerpo de la pequeña fue hallado en el exclusivo sector de El Chicó, en Bogotá (Colombia).

El secuestro, violación y muerte de una niña de 7 años, en manos de un reconocido arquitecto bogotano, desató la indignación entre los colombianos. El cuerpo de la pequeña Juliana Andrea Sambony Muñoz fue hallado en el departamento de Rafael Uribe Noguera, ubicado en un exclusivo sector de El Chicó, la noche del domingo 4 de diciembre.

Según la Policía, la pequeña fue hallada desnuda, abusada sexualmente y muerta debajo del jacuzzi de la vivienda. Su desaparición fue reportada luego de que un sujeto que manejaba un todo terreno gris la obligara a subir al vehículo en el momento en que jugaba con otra amiguita, frente a su casa en el barrio Bosque Calderón. El hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad ubicadas en el sitio, lo que fue de gran ayuda durante la investigación.

Fue el hermano del arquitecto, ambos miembros de una prestante familia de Bogotá, quien se enteró de lo sucedido y avisó a las autoridades. “Las indagaciones iniciales permitieron a la Policía identificar al dueño del vehículo y contactarlo para decirle que su carro estaba involucrado en el secuestro de una menor. Esa persona les dijo a los investigadores que el carro no estaba en su poder, sino que lo tenía un hermano. Ante semejante acusación, el dueño del vehículo fue a buscar a Rafael”.

Cuando lo encontró, primero lo llevó a la clínica Monserrate, donde no fue admitido por su estado (excesivo uso de drogas). Luego lo trasladó a la clínica Cardiovascular Navarra, en donde Rafael Uribe permanece internado. En ese trayecto, el arquitecto le confesó a su hermano que había asfixiado a una menor en el momento en que la subió a la camioneta ya que empezó a gritar.

En otra parte de la conversación, el supuesto asesino confesó que había escondido el cuerpo de Juliana Andrea debajo del jacuzzi. De inmediato, el dueño del vehículo se comunicó con la Policía y le informó lo que sabía. Según el padre de la pequeña, Juvencio Sambony, su hija estaba frente a su casa cuando apareció el delincuente, la llamó, a la fuerza la subió a un vehículo y se la llevó.