Exclusivo
Actualidad

“Él la presionó para que salga”

La hermana mayor de la joven asesinada en Yaguachi, relata que según los chats de la víctima con su expareja, la presionó para encontrarse. Luego apareció muerta en el río.

Imagen 20181107_101416
El féretro de la víctima en su casa de Yaguachi.Miguel Ángel Laje.

Dos fotografías en las que Gianella Mabel Pazmiño Romero está sonriendo, contrastaban con el ambiente de pena que rodeaba su casa. Pues aunque sus familiares y amigos lamentan su inesperada partida, quieren recordarla siendo la niña alegre que era.

En la vivienda de quien fue la segunda de tres hermanos había lágrimas, desconsuelo y un poco de esperanzas en que la justicia prevalecerá. La joven, de 16 años de edad, según las investigaciones realizadas por la Dinased en conjunto con la Fiscalía, fue asfixiada con una funda plástica, amarrada en sus pies y lanzada al río Chimbo, en Yaguachi, para desaparecer su cuerpo.

Todo esto ocurrió la tarde del domingo 4 de noviembre, luego de que Gianella salió de su casa en las calles Pedro J. Montero y Camilo Ponce, de la ciudadela Juan de Dios Barzola, supuestamente a un cyber.

Mirca Pazmiño, hermana mayor de la fallecida, indicó que tras su desaparición lo primero que hicieron fue reportarlo ante la Policía Nacional. Sin embargo, tras el hallazgo del cuerpo inerte de su hermana en el río, la intriga por saber qué fue lo que pasó, hizo que indagaran en las redes sociales de Gianallea, para saber con quién mantenía contacto, en especial, aquel domingo.

Fue así como descubrieron las conversaciones que la joven estudiante del colegio 21 de Julio, mantenía con un chico, también menor de edad, en las que él le insistía para encontrarse.

En primera instancia, según Mirca, la cita había sido para el sábado, pero por causas desconocidas no logró concretarse el encuentro. No obstante, ante la presión del joven acordaron verse el domingo por la tarde.

“Ella no contaba casi nada de lo que sucedía. No sabemos si en realidad mantenía o no una relación con ese joven. No sabría decirle si es que fue o no su enamorado”, mencionó la hermana.

Lo cierto es que pasadas las seis de la tarde del domingo, en un sector conocido como “los tubos de agua potable”, en Yaguachi, el chico a quien las autoridades identifican como expareja de la víctima, un “mejor amigo” también menor de edad y otro joven de 18 años, asesinaron a Gianella, supuestamente, por robarle el celular. En el sitio donde se perpetró el hecho, se encontraron unos guantes como evidencias.

Con la captura de los tres involucrados y con el relato de los hechos, el fiscal Patricio Toledo solicitó la prisión preventiva para investigarlos por el delito de “asesinato porque hay premeditación y alevosía”.

Mientras tanto y con las investigaciones en proceso, los deudos esperan que el caso no quede en la impunidad, al tiempo en que hacen recomendaciones a los jóvenes. Maribel Cano, madre de familia, mientras lloraba por la forma en que fue asesinada su amiga, dijo que este tipo de hechos son la consecuencia de la falta de comunicación entre padres e hijos.