Exclusivo
Actualidad

El Año Nuevo se inicia en Azogues con la veneración a la Virgen de la Nube

La virgen tendrá acompañamiento de todas partes del mundo y una vigilia desde la amdrugada del lunes.

Imagen CAÑAR FOTO ARCHIVO 2
Es conocida por concederle favores a los migrantes.Archivo

Se la conoce como ´Madre Protectora de los Migrantes Ecuatorianos´. Es la advocación de la Virgen de la Nube que se venera en la ciudad de Azogues.

En el interior de su Santuario y en vitrinas grandes, reposan cartas, fotografías, postales y otros recuerdos colocados por quienes se han encomendado a ella. La principal plegaria que le elevan es llegar sanos y salvos a los Estados Unidos y otros países en busca de mejores ingresos económicos.

Es la Virgen a la que miles de fieles, en su mayoría venidos del exterior para la fiesta, le rendirán tributo este lunes 1 de enero, primer día del nuevo año 2018.

La fiesta es organizada por los migrantes en el exterior en coordinación con la Comunidad Franciscana de Azogues.

La efigie será paseada en andas por las calles de la capital de Cañar. La eucaristía está prevista para las 00h00 de la madrugada del lunes, con una vigilia que comenzará desde las 19h00, expresó el padre guardián del Santuario Franciscano, Fray Jaime Zhindón.

El lunes 1 de Enero, a las 09: 30 la imagen será trasladada desde el santuario ubicado en la cima de colina El Calvario hasta el estadio municipal “Jorge Andrade Cantos”, en donde se espera la presencia de miles de feligreses para el oficio de una misa campal.

En esta fecha se recuerda los 51 años de la coronación canónica de la Virgen de la Nube.

Los milagros recibidos

Para Gloria Altamirano, la Virgen ha sido su fortaleza. Tiene 64 años de edad. “Mis tres hijos y mis nueras, viajaron a los Estados Unidos pagando a coyoteros hace 15 años. Se encomendaron a la Nubecita para que los cuide y los proteja, y se hizo el milagro. Ellos están bien allá y me han dicho que llegarán el viernes, como todos los años, para agradecer por le favor recibido”.

Clotilde Parra, mujer de 52 años, asegura “gracias a la Virgencita, mi último hijo José, se reunió en octubre con sus tres hermanos en Estados Unidos. Viajó de manera irregular, igual que mis otros hijos” adujo Clotilde al señalar con fe que es un favor de la Virgen de la Nube.