Exclusivo
Actualidad

'Lucha' para no perder sus piernas

Afectado por accidente en Santa Elena está hospitalizado en Guayaquil

WhatsApp Image 2020-11-10 at 13.52.42 (3)
Al momento del accidente (la mañana del martes), el herido quedó entre los dos vehículos, sus piernas fueron las más afectadasCortesía

Con medianas posibilidades de no perder su piernas, Eduardo Geovanni Tomalá Piguave, de 48 años, lucha por su recuperación en una casa de salud de Guayaquil. Eduardo fue la víctima de un accidente de tránsito, en la ciudad de Santa Elena, cuando salía de una panadería la mañana del martes.

Él sufrió graves lesiones que comprometieron sus piernas, cuando un vehículo blanco lo impactó y provocó que quedará atrapado entre el mismo automotor y un camión que se encontraba estacionado.

El hombre, quien es pintor de vehículos, es atendido en la clínica Guayaquil, ubicada en el centro del Puerto Principal, donde su director, Roberto Gilbert, manifestó que al afectado se le realizaría un procedimiento médico para ver cómo están sus arterias.

Imagen IMG-20201111-WA0056
El afectado por el accidente de tránsito en Santa Elena, permanece hospitalizado en una casa de Salud de Guayaquil.Cortesía

“Le vamos a realizar una arteriografía (ver infografía) para ver si las arterias están permeables y si llegan hasta los pies. Si es el caso existe un 50 % de probabilidad de que el paciente no pierda las piernas”, comentó el doctor Gilbert.

Además señaló que a Tomalá se le han efectuado varias intervenciones y que el proceso de recuperación es largo. “Si no pierde las piernas, la recuperación física-mecánica podría durar al menos 1 año, porque hay mucha masa muscular perdida, pero la ventaja es que el señor es joven”, refirió el médico.

El traumatólogo de la clínica, Janio Lamoru, manifestó que el paciente tiene afectaciones en nervios, partes blandas, músculos y huesos. “Tiene un alto riesgo de infección, esto debido a exposición que tiene de los huesos. Hay que esperar entre 10 a 15 días para ver cómo evoluciona”, indicó Lamoru.

ANGUSTIA FAMILIAR

La esposa de Eduardo, Cecilia Plúas, recordó las palabras de su amado mientras él era trasladado hasta la ciudad de Guayaquil.

“Me decía que no quiere perder sus piernas, pero que si le pasa algo malo cuide a sus hijos (de 28, 20, 14 y 8 años). Solo le pedimos a Dios que lo recupere pronto”, comentó Cecilia, mientras permanecía sentada en una sala de espera de la casa de salud.

QUEDÓ TRAS LAS REJAS 

La jueza de la Unidad Judicial Penal en la Península, Elsi Martínez, dictó orden de prisión preventiva contra Néstor Michael Pilay Lino, conductor del carro blanco de placa GSR 6986 que atropelló a Eduardo.

La fiscal Jenny Paliz, quien investiga el caso, confirmó que la prueba de alcoholemia practicada a Pilay dio positivo, “estaba borracho y es uno de los elementos de convicción para demostrar que sí existió materialidad de la infracción, es inaudito que ebrio haya conducido”, expresó la fiscal.

La servidora pública añadió que a Pilay se lo podría procesar por el delito de lesiones cuya pena privativa de libertad podría ser de 5 a 7 años de cárcel, además se analizan otras agravantes que también podrían aumentar un tercio la pena.

Según el abogado de la dueña del vehículo, este habría sido prestado al ahora detenido, por ello el jurista deslindó responsabilidades de su defendida.

Ricardo Camacho Ayala, representante de un colectivo de ciclistas en la Península, anunció que el fin de semana se efectuará una marcha denominada “pedaleada blanca” para protestar por los accidentes en contra de ciclistas, esto porque Eduardo se movilizaba en una bicicleta cuando le ocurrió la terrible tragedia.

TE RECOMENDAMOS