Exclusivo
Actualidad

¡Llegó el chino!

En palabras de Correa, China ayudó a transformar la historia del Ecuador.

17-IVONNE GAIBOR-LLEGADA DE XI JINPING PRESIDENTE CHINO-RF.jpg
En palabras de Correa, China ayudó a transformar la historia del Ecuador.

Pasadas las 15:30 de este 17 de noviembre, el presidente de China, Xi Jinping, arribó a Quito. El Jefe de Estado cumplirá una agenda de dos días, en la cual se incluye la inauguración de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

Rafael Correa encabezó la delegación que recibió al Mandatario chino en el aeropuerto de la capital, acompañado de su esposa Anne Malherbe. A la llegada de su homólogo se entonaron las notas del Himno Nacional y se pronunciaron palabras de bienvenida.

Como parte de su discurso, el Presidente saliente celebró “el excelente estado de las relaciones” entre los dos países. “Sellaremos una Asociación Estratégica Integral, el más alto nivel de relacionamiento de China con países del mundo”, dijo.

Durante la bienvenida, Correa indicó que actualmente Ecuador tiene suscrito más de 200 instrumentos bilaterales con el país asiático. “La inversión China constituye un aporte fundamental al proceso de transformación de nuestro país”, afirmó.

Y dio ejemplos. El Jefe de Estado explicó que China financió y construyó la “inversión más grande en la historia de Ecuador”: la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair. También destacó el aporte oriental en el financiamiento de Ciudad Yachay, en Imbabura; obra que calificó como la más “importante en nuestra historia”.

En palabras de Correa, China ayudó a transformar la historia del Ecuador. Durante la visita de Xi Jinping se darán a conocer acuerdos y avances en asuntos como líneas de cooperación no reembolsable para la reconstrucción de Manabí, azotada por el terremoto.

La mayor donación

“Tengo la certeza de que esos importantes acuerdos se convertirán en la nueva fuerza propulsora para el desarrollo de los lazos chino-ecuatorianos”, señaló Xi en su intervención.

China también donará 150 millones de dólares a Ecuador para la construcción de dos hospitales y 400 viviendas en las zonas devastadas por un letal terremoto de abril pasado.

Correa, en el poder desde 2007 y en cuyo gobierno fortaleció los nexos con Pekín, calificó ese aporte como “la más grande donación que ha recibido Ecuador en su historia”.

Y resaltó que los convenios firmados “servirán para ejecutar importantes proyectos en las áreas de hidrocarburos, minería, infraestructura, obras hidráulicas, comunicaciones y finanzas”.

China, que mantiene relaciones diplomáticas con Ecuador desde hace 36 años, ha entregado un millonario financiamiento a Quito para hidroeléctricas, obras de riego y control de inundaciones, y carreteras.

La visita de Xi a Ecuador se extenderá hasta el viernes, cuando se reunirá con la presidenta del Congreso, Gabriela Rivadeneira, y recorrerá la central del Sistema Integrado de Seguridad ECU911, que fue equipado con tecnología china.

También seguirá a través de videoconferencia la inauguración de un hospital y de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, que demandó 2.200 millones de dólares y estuvo a cargo de la empresa china Sinohydro.

La central, ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos (este), es considerada una obra emblemática y genera 1.500 MW de potencia.

Dependencia de China

El presidente de la cámara de comercio China-Ecuador, José Antonio Hidalgo, ve como positiva la visita de Xi al país sudamericano, que adeuda un 8% del PIB (8.000 millones de dólares) al gigante asiático.

“Es una oportunidad para impulsar y cerrar negocios”, aseguró a la AFP Hidalgo, quien considera que es un buen momento para proponer a Pekín la reducción de aranceles para productos ecuatorianos como banano, camarón y flores.

Pekín es el tercer social comercial de Quito y el intercambio comercial bilateral fue de 4.100 millones de dólares en 2015.

El analista económico Alberto Acosta Burneo es más prudente al considerar que los millonarios préstamos de China, la mayoría atados a la venta anticipada de crudo, hacen de Ecuador un país dependiente.

“Ese poder de China no es conveniente de ninguna manera porque Ecuador debería (...) diversificar su financiamiento externo y no seguir dependiendo del financiamiento chino”, comentó a la AFP Acosta.

Ecuador asumirá en 2017 la presidencia del G77, en cuyo marco China “está dispuesta a trabajar junto con la parte ecuatoriana para fomentar la cooperación sur-sur”, señaló Xi.

Después de Quito, el presidente chino visitará Lima para asistir a la cita anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en la que se reunirá con Barack Obama.

Redacción / Agencias