¿Cómo saber si es amor o limerencia?

Exclusivo
Buena Vida

¿Cómo saber si es amor o limerencia?

Los pensamientos constantes sobre ser correspondido te harán pasar una que otra mala noche; sin embargo existen personas que involuntariamente llevan esto a los extremos.

Imagen heartsickness-lover-s-grief-lovesick (26357619)
Los pacientes con limerencia pueden presentar temblores, tartamudeo y sudoración.Pexel

Todos saben que el amor puede ponerte un poco loco. Los pensamientos constantes sobre ser correspondido te harán pasar una que otra mala noche; sin embargo existen personas que involuntariamente llevan esto a los extremos.

Pensamientos, deseos, acciones, fascinación y sentimientos hacia la otra persona resultan simplemente imposibles de ocultar cuando padeces de limerencia. ¿Qué es esto?, ¿acaso se puede contagiar?, y lo más importante ¿cómo sé que no es amor?

La BBC muestra una definición muy acertada sobre este término y detalla que se trata un “estado mental involuntario que resulta de una atracción romántica hacia alguien en el que se siente una necesidad obsesiva de ser correspondido”.

Dorothy Tennov, psicóloga estadounidense y autora del libro Love and Limerence: The Experience of Being in Love, fue la primera en emplear este término. Ella y posteriormente sus colaboradores, lbert Waking y Duyen B. Vo, establecieron una clara diferencia entre este comportamiento obsesivo y el amor.

Primero ellos explican que los sentimiento iniciales en una relación se presentan de manera intensa y con el pasar del tiempo van moderándose, lo que permite que la estabilidad de la pareja. Pero en el caso de la limerencia dichos sentimientos y reacciones iniciales no disminuyen y por el contrario se vuelven más intensos.

“Aunque se asemeja al amor normal, en realidad es un estado negativo y discapacitante, con implicaciones clínicas”, señalaron los expertos. Así es, este sería un amor obsesivo que incluso puede partir de un detonante irreal como las redes sociales.

Los expertos consultados por La Vanguardia indican que una persona con este tipo de padecimiento tiene una gran cantidad de “pensamientos intrusivos y ve evidencias inexistentes de reciprocidad” en cualquier cosa, por más pequeña que esta sea. “Me miró eso significa que me ama” o “le gustan los gatos y yo tengo uno, seguro está enamorado de mi”.

4 síntomas que debes conocer

Miedo al rechazo

Al tener pensamientos insistentes e idealizar a la otra persona, los miedos e inseguridades sobre sí mismo se vuelven más fuertes y la sola idea de ser rechazado termina afectándolo.

Malestar

La psicóloga clínica Marta Garrido González explicó a la BBC que los pacientes pueden presentar temblores, tartamudeo y sudoración.

Ansiedad

Cambios

Resulta inevitable que tu comportamiento no cambie. De pronto empiezas a actuar como una acosador, quien admira y glorifica a la otra persona. Además transformas tu personalidad para que se acople a la de tu pareja o por lo menos que sea similar a sus gustos.

El tiempo todo lo cura

Aunque puede sonar como un cliché, ese es el mejor remedio. La persona con limerencia suele darse cuenta de que su enamoramiento no tiene futuro y que es mejor seguir otro camino. También es recomendable que la persona objeto de este amor enfermizo ayude a que la otra comprenda que no se trata de amor real.