Exclusivo
Buena Vida

Andrés Pellacini: “Una empleada doméstica no puede gozar de los mismos derechos”

Luego de que se iniciara el debate a través de internet, Andrés usó su cuenta privada para explicar lo que trató de decir.

Imagen pela
Luego de que se iniciara el debate a través de internet, Andrés usó su cuenta privada para explicar lo que trató de decir.Twitter Andrés Pellacini

La grabación dura un minuto y 36 segundos. Esto bastó para que el actor Andrés Pellaccini ‘incendiara’ las redes sociales con unas polémicas declaraciones sobre su apreciación de la labor de las empleadas domésticas, quienes, a su criterio, no pueden “gozar de los mismos derechos de una persona que trabaja en un banco” u otro trabajador de alguna empresa.

Durante el vídeo, publicado por el usuario @cholucon de Twitter, Pellacini opina sobre el tema a tratarse: ‘¿Qué leyes cambiaría?’ y habló sobre los beneficios de las empleadas domésticas. Según lo comentado, él cambiaría el pago de décimos e indemnizaciones por despidos a este sector laboral.

“(...) Tengo que indemnizarla si la boto, tengo que pagarle el décimo. Si yo fuera presidente, (...) las empleadas domésticas podrían ser despedidas en cualquier momento, sin ninguna indemnización de absolutamente nada, porque son eso, empleadas domésticas, no trabajan en una empresa, trabajan en una casa. Y el sueldo de una empleada doméstica viene del sueldo y salario de esa persona (dueño de casa), no se les puede exigir lo que mismo como que trabajara en una empresa privada”, comentó el actor.

Además, dijo que “no sean tan idiotas” porque “no puedes decirle a una persona que cobra su décimo , para alimentar a su familia, que tiene que ir así (el dinero) como está, directo al bolsillo de la empleada doméstica porque es una casa, no es una empresa, es una casa que no vende artículos o tiene un fin comercial”, mencionó.

Esto generó comentarios a favor y en contra respecto al trato, que muchos calificaron como ‘despectivo’, a las trabajadoras del hogar. Incluso, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Marcela Aguiñaga, respondió a las declaraciones. “¡Indignada! A esto llega la politiquería. Las empleadas domésticas no son esclavas, son seres humanos y sus derechos son irrenunciables”, dijo a través de la misma red social.

Luego de que se iniciara el debate a través de internet, Andrés usó su cuenta privada para explicar lo que había tratado de decir, aduciendo que en Ecuador hay que explicar las cosas dos veces para que quede claro.

“Jamás dije que las empleadas domésticas no tienen derechos. Aprendan a oír bien. Las empleadas domésticas trabajan en una casa. No en una empresa y su sueldo sale de un sueldo, no de un rol de pago empresarial. Hay que regular ciertas cosas como los despidos y décimos”, explicó.