Exclusivo
Buena Vida

Estudio dice que los hombres aún no saben cómo funciona el consentimiento

Una nueva investigación sugiere que los hombres tienden a malinterpretar los factores situacionales, como haber tenido sexo previamente con una mujer, como señal de consentimiento.

Imagen people-2576110_960_720
Inconsentimiento del hombre a la mujer ante los placeres sexualesPixabay

Las denuncias de agresiones sexuales son comunes, sobre todo últimamente. Ni las estrellas de Hollywood se salvan, pues justamente de allí han salido grandes campañas para que las mujeres no callen en este tema.

La razón para que existan tantos casos de acoso y agresión sexual de hombres a mujeres podría tener que ver con la malinterpretación de parte ellos.

Un nuevo estudio —que analiza cómo los hombres interpretan las interacciones sexuales con su pareja— sugiere que, a pesar de los esfuerzos, los hombres son malos para identificar y entender el consentimiento sexual, en el cual la mujer debe verse involucrada.

El doctor Richard Mattson, a cargo del estudio titulado ‘Percepción de los hombres y el consentimiento sexual de las mujeres’, citado por Vice, asegura que “el hombre es un animal por naturaleza, pero sus acciones dependerán de la conducta social y humana en la cual se relacione con su pareja y de ello con su trato”.

Los resultados de la investigación fueron preocupantes. Según Mattson, los hombresque formaron parte del estudio, tendieron a confundir el deseo sexual de parte de sus parejas, con consentimiento. “Si los participantes percibían deseo por parte de la mujer, intuían que ella les estaba comunicando la voluntad o el consentimiento de avanzar en la interacción sexual y también creían que les estaba comunicando el consentimiento final para tener relaciones sexuales”, comentó.

Asimismo, muchos de los participantes malinterpretaron repetidamente algunos factores situacionales, como haber tenido sexo con una mujer previamente, como señal de consentimiento.

Incluso se concluyó que aún los hombres respetuosos y progresistas son capaces de malinterpretar las señales de las mujeres cuando de consentir el acto sexual se trata.

Según el estudio, muchas veces, el lenguaje corporal y las expresiones faciales pueden ser confusas en este territorio. Por eso, lo aconsejable es siempre pedir una confirmación verbal si no se tiene claro lo que el otro quiere decir.