Exclusivo
Buena Vida

¡Avíspate! Esto es lo que debes saber si vas a comprar un carro de segunda mano

Expertos dicen que siempre hay que desconfiar de las 'gangas'. Hay que comprobar que los 'papeles' estén en regla y no 'comer cuentos'.

La documentación en regla es fundamental para comprar un carro usado.
La documentación en regla es fundamental para comprar un carro usado.Cortesía

Las 'naves' usadas se han convertido en una oferta atractiva para quienes están pensando en la vuelta a la normalidad una vez que se supere la crisis del Covid-19, y no quieran 'busetear' por miedo a los contagios.

Con tantas transferencias de vehículos al año, este mercado genera un entorno propicio para la proliferación de fraudes y estafas. Aunque uno de los métodos más populares es el 'phishing car' (simulación de la venta de un vehículo por internet para recibir el pago por un carro que nunca llegará al comprador), no es el único.

"Las recomendaciones son desconfiar de autos con precios demasiado bajos, no adelantar el dinero, verificar la identidad del vendedor y desconfiar si se encuentra en otro país, así como comprobar las posibles cargas y antecedentes del vehículo solicitando el informe a la Agencia Nacional de Tránsito y Policía Judicial", aconseja Andrés Freire, subdirector de comunicación de Orgu Costa, Guayaquil.

El experto menciona que uno de los principales 'cuentos' es el de adulterar el kilometraje, que consiste en rebajar el número real de kilómetros para aumentar el valor del vehículo.

Reunión del COE

Matriculación vehicular en Quito se mantiene suspendida

Leer más

Adulterar el odómetro sigue siendo una práctica extendida entre particulares y se la considera un fraude.Andrés Freire, subdirector de Comunicación 

"En muchos casos, se suma a este delito, la falsificación del libro de revisiones así como de los sellos de concesionarios para simular que el vehículo ha llevado a cabo el mantenimiento correspondiente y acreditar la aparente veracidad del odómetro. Esto supone un fraude", indica Freire.

Por su parte, el abogado Luis Salinas comenta a EXTRA que sí existe una pena por el delito de estafa bajo esta modalidad. 

Según el artículo 186 del COIP, es fraude cuando se induce a la compra o venta pública de valores por medio de cualquier acto, práctica y artificio o mecanismo engañoso.

El jurista sostiene que solo con el hecho de meter 'gato por liebre' es sinónimo de estafa y la persona que la comete podría pasar entre 5 a 7 años de pena privativa de libertad.

"Acorde a los datos de Fiscalía, uno de los delitos y fraudes más comunes en Ecuador es la compraventa de vehículos robados en las fronteras con Perú y Colombia. También es repetitiva la adquisición de carros con documentación falsa", explica Salinas.

autos

Carros baratos, los favoritos durante la pandemia

Leer más

ASÍ TE QUIEREN VENDER CARROS 'COHETES'

Otra de las estafas, más propia de bandas organizadas, consiste en vender vehículos robados con una identidad ficticia. 

"Antes de poner a la venta un carro, 'fabrican' una identidad al vehículo mediante la falsificación de documentos y un nuevo número de chasis. Ambas manipulaciones únicamente son detectadas por autoridades de control cuando llevan a cabo operativos contra este tipo de organizaciones criminales", comenta.

Sin embargo, el ingeniero en Mecánica Automotriz, Jean Angulo González, indica a EXTRA que para evitar ser víctimas de este tipo de estafa, nunca se debe comprar un vehículo a un particular sin comprobar previamente sus antecedentes en tráfico o, por el contrario, el comprador perderá el 'billete' del importe abonado, ya que el contrato de compraventa queda anulado. 

"El vehículo se reintegra a su dueño legítimo y el vendedor suele preocuparse de ser insolvente para no responder de la reparación del daño causado. Esta estafa ocurre casi siempre en Guayaquil", dice Angulo.

De esta forma, el comprador puede acabar adquiriendo un vehículo con cargas y acreedores que se expone a que, una vez abonado el coste del vehículo, tenga que responder por las cargas que pesen sobre el mismo.

"Por suerte, existen plataformas que garantizan al comprador la adquisición de su nuevo carro de forma 100% segura, también en el entorno online. La transparencia es la clave para que la compra se realice con total confianza", precisa Freire.

Pero si no llevan a una persona que sepa del tema, es muy probable que terminen estafados

Para que no nos 'metan el dedo' conviene tener en cuenta unas pautas. Como norma general hay que tener en cuenta que nadie regala nada, por lo que es mejor desconfiar cuando nos ofrecen una 'ganga'.

"Si el anuncio que hemos encontrado en Internet es de una empresa de compraventa, lo normal es que las fotos de todo su espectro automovilístico esté hecho en sus instalaciones. Si ves que los vehículos que se anuncian en su portal tienen de fondo un señal color blanca, después una roja y así sucesivamente cambia de color, ¡alerta!", expresa Freire a EXTRA

Al comprar un carro usado, debes ir con tu mecánico de confianza para que no te estafen.
Al comprar un carro usado, debes ir con tu mecánico de confianza para que no te estafen.Internet

- Insta a que hay que buscar incongruencias en sus respuestas. 

"La mentira siempre tiene 'patas cortas': en algún momento nos olvidamos de qué es lo que habíamos dicho antes y el 'cuento' pierde el guión".

- Comprueba los nombres, teléfonos y las direcciones de correo en Internet

"Hoy en día, si ponemos nuestro nombre en un buscador sale de todo, desde multas de tráfico hasta nuestro expediente académico. Desconfía si no encuentras nada de esa persona o empresa". 

Intenta contactar por teléfono con el vendedor o comprador

"Si no es posible, seguramente sea una estafa".

Jamás aceptes cheques como pago, nuca envíes dinero por adelantado y ¡ojo! con los precios demasiado bajos o si te ofrecen más dinero del que pides en el anuncio.

LOS VENDEDORES TAMBIÉN 'CAEN'

Aunque la mayoría de estafas se orientan a engañar al comprador, también existen algunas en las que el vendedor se convierte en la víctima del delito. La más habitual es una en la que el protagonista pasa a ser un cheque 'trucho':

"Una persona pone su 'nave' a la venta en Internet y rápidamente aparece un comprador que intenta acelerar la venta de forma presencial. Tras ver el carro un viernes (día clave para llevar a cabo la estafa), el comprador acude a la cita con un cheque certificado con el precio exacto del vehículo y un contrato de compraventa que ambos firman. Después de que el vendedor ingresa el cheque en su cuenta el viernes, el lunes recibe la llamada del banco para informarle de que el cheque es falso y, por lo tanto, no se ejecuta la transferencia".

En este caso, según Salinas, si se puede localizar al comprador, el vendedor puede recuperar el vehículo mientras que el comprador se enfrenta a la pena correspondiente al delito de estafa.

TE RECOMENDAMOS