Exclusivo
Buena Vida

Consultorio Sentimental: “La ex de mi novio no lo deja en paz”

Cuente su historia a donaesperancita@granasa.com.ec o puede enviar mensaje al WhatsApp 0990214407.

Imagen 1 esperanciar
Doña Esperancita no solo trata temas relacionados al amor, también de otra índole.Extra

Buenas tardes, doña Esperancita. Me llamo Silvia, tengo 27 años y soy de Guayaquil. Hace 7 meses conocí a un chico, con quien soy su novia tiempo después. La verdad él se ha portado muy bien conmigo, es atento y mantenemos una buena comunicación. El problema es que su expareja no lo deja en paz. Ella lo manipula siempre, se agarra de su hija para hacerlo preocupar y que esté pendiente de ambas. Se supone que la madre vive con la niña, por lo tanto debe hacerse cargo de su cuidado y no llamarlo todo el tiempo ni sacarlo corriendo de todas partes con la excusa de que algo le pasa a la bebé.

Hay ocasiones en que él quiere salir a pasear con su hija, pero ella no se la da, porque simplemente no le da la gana de hacerlo o mete algún pretexto en ese momento. Pero sé que lo hace para que mi novio vaya a su casa y allí tratar de conquistarlo, eso me lo dice mi corazón. He hablado con él y afirma que no siente nada por ella, que solo quiere cumplir con su obligación de padre. Dice que me saque esas ideas de la cabeza porque piensa formar un hogar conmigo… aunque, sinceramente, no sé qué pensar.

Por favor, ¡ayúdeme!

Respuesta:

No puedes hacer nada. Cuando se tiene un hijo, la responsabilidad es compartida para ambos progenitores y eso no lo puedes evitar. Si dices tener una comunicación eficaz con tu pareja, entonces no habría de qué preocuparse. A no ser que te sientas insegura y no puedas manejar la situación. Debes entender esa parte, quieras o no, tu pareja siempre se mantendrá enlazado con su hija, y, por ende, con su exmujer… al menos hasta que la niña cumpla su mayoría de edad. Es evidente que los celos te están matando, lo cual no te dejará vivir tranquila.

La pequeña no tiene la culpa de nada; los tres son personas adultas y deben aprender a sobrellevar cualquier tipo de percance, pero sobre todo actuar con madurez. Por lo tanto, si no te sientes satisfecha con tu relación, tienes toda la libertad de decirle adiós y tomar otro rumbo. Lamentablemente, te tocará compartir el amor, porque puede ser tu novio, pero también es padre y eso no lo vas a cambiar ni tú ni nadie. Si te llegas a casar con él pasarás a ser como una segunda madre para la niña, así que vete preparando. Tú elegiste esto, de lo contrario hubieras buscado un hombre sin cargas. ¡He dicho!