Exclusivo
Buena Vida

La embarazada no necesita comer por dos

La gestación no es una licencia para comer de todo. Si lo haces terminarás perjudicando tu salud y la de tu bebé, además ganarás un peso difícil de perder.

Imagen 10
Alrededor de la nutrición de las mujeres embarazadas hay muchos mitos.TvCrecer

Comer por dos durante el embarazo es un mito. No es necesario un aumento exagerado de calorías. Los alimentos que ingiere una embarazada deben estar encaminados a cubrir las necesidades nutricionales de la mamá y el bebé.

Ganar peso durante el período gestacional es inevitable, pero hay que controlarlo para evitar complicaciones durante el embarazo y el parto. A lo largo del embarazo la mujer debe aumentar entre 7 kg a 12 kg en función de su estado nutricional.

Un exceso de peso puede traer complicaciones como la diabetes, la preeclampsia y la hipertensión arterial de la madre. Además, podría provocar enfermedades cardíacas en el bebé.

Tips para evitar el aumento de peso:

1. Disminuye las grasas saturadas.

2. Aumenta las raciones de frutas y verduras.

3. El pan y los cereales y deben representar el 70% de tu dieta.

4. Ingiere leche y productos lácteos frescos, pero bajos en calorías.

Multiplica las dosis de estos alimentos

Calcio. Para el desarrollo de los huesos y dientes del bebé. Se encuentra en las hortalizas de hoja verde oscura, pan, legumbres, frutos secos, pescado, yogur y derivados lácteos, nueces y jugo de naranja.

Hierro. Para la formación de glóbulos rojos en la sangre para ti y para el bebé. Se encuentra en las lentejas, huevos, nueces, frutos secos, pan integral y cereales.

Ácido fólico. Para el desarrollo de los órganos y tejidos del bebé. El ácido fólico se encuentra en los cereales, pan, verduras verdes y naranjas.

Vitamina D. Para absorber el calcio. Se encuentra en el atún en aceite, huevos, leche, mantequilla, margarina y salsas para aderezar de bajo contenido graso.

En conclusión

Come alimentos de calidad y no “en cantidad”

La salud y el crecimiento de tu bebé están directamente relacionados con lo que comes antes y durante el embarazo. Tu dieta es muy importante. Y antes de caer en la tentación de comer demasiado, recuerda que lo estás haciendo por un bebé, ¡y no por un adulto más!

Otro mito

Aunque se dice que después de los tres primeros meses de embarazo se puede tomar alcohol, lo recomendable es evitar esas bebidas inclusive al final de esta etapa.