Exclusivo
Buena Vida

A falta de blanca Navidad, calorcito guayaco

La Gringa siente nostalgia de pasar esta fecha lejos de su casa, pero está feliz porque la familia de su amigo Álex Albán compartirá con ella.

La navidad de La Gringa
La Gringa observa una foto familiar. Cuenta que la Navidad es como una boda, porque están todos sus parientes y celebran hasta el amanecer.Álex Lima / EXTRA

El aroma concentrado de un chocolate caliente en diciembre inevitablemente transporta a Christina Harzer a su amado New Jersey, Estados Unidos, donde siempre ha pasado una blanca Navidad.

Ahora, allá es temporada de frío y la nieve genera el ambiente perfecto de magia para esperar a Papá Noel con sus regalos, comenta La Gringa, quien atraviesa un proceso de divorcio con el presentador Carlos José Matamoros.

Este trámite legal le impide viajar a su país para compartir con sus seres queridos y rompe con la tradición familiar de armar el árbol de Navidad con recuerdos de su vida, como un souvenir de sus primeras pascuas.

Esto quiebra emocionalmente a la bailarina y a su madre, con quien hará un vídeo chat este lunes 25 de diciembre para mirar desde lejos la entrega de regalos.

Pero así como siente nostalgia, también está agradecida porque la familia de su amigo Álex Albán, donde vive en Guayaquil, compartirá las Pascuas con ella.

COMO A UNA HIJA

“Aún no sabemos qué vamos a hacer, ni a dónde iremos, pero téngalo por seguro que ella irá con nosotros”, sentenció Delia Rodríguez, madre de Albán. La señora asegura que quiere a Christina como a una hija más, y que a pesar de todo lo que le ha pasado, ella mantiene la calma.

Resalta que La Gringa es buena chica, solo un poco desordenada, bromea.

La rubia se ríe y resalta que la familia de Álex le brindó su apoyo desde que llegó a Ecuador, hace cinco años, cuando no sabía pronunciar ni una palabra en español.

“Por eso sé que ellos me quieren de verdad y no están conmigo por farándula u otras cosas”, acotó La Gringa, desde la casa de su pana bailarín.

Sin dudarlo, ella considera que aunque no tendrá una blanca Navidad, como dicen los villancicos gringos, le sobrará calorcito guayaco, del que le da su familia ecuatoriana.

PROCESO

El proceso de divorcio entre el animador Carlos José Matamoros y Christina avanza lento. Hace pocos días al trámite se sumó una denuncia de fraude procesal, en contra del presentador, porque en la demanda de divorcio se ubicó una dirección errónea de La Gringa.