Exclusivo
Intercultural

Fe y turismo en Baños de Agua Santa

Su matrona está de fiesta y sus fieles se acercan hasta su templo para orar y conocer los diversos milagros realizados por la Señora del Rosario. 

La Virgen de Baños de Agua Santa
Hasta el altar de la Señora del Rosario llegan sus fieles creyentes con sus peticiones y agradecimientos.Yadira Illescas/EXTRA

A Baños de Agua Santa se lo llama ‘Pedacito de cielo’ por su clima y las diversas bondades naturales que ofrece a sus visitantes. También la conocen como las ‘Puertas al Dorado’ porque es paso obligatorio para acceder a la Amazonía. Asimismo, la denominan ‘Ciudad del volcán’, porque se asienta en las faldas del Tungurahua.

Pero lo que más caracteriza a su gente es la fe en su protectora, la Señora del Rosario de Agua Santa. Esta devoción habría empezado en 1570, con la llegada de la Orden de los Dominicos, encargada de evangelizar en la región de los Canelos y Bobonaza, en la conquista española.

El pedido de la santa

Una noche, mientras descansaban en las chozas del poblado (actualmente Baños), la Virgen abandonó el templo acompañada de dos ángeles y se quedó a descansar al pie del chorro de agua que brotaba de una montaña. Esa visión sorprendió al párroco y habitantes, quienes en oración le pidieron que se manifestara.

Días después, ella les habría contestado y les solicitó que le construyan un templo en la chorrera, sitio en el cual las personas que se bañaran en sus aguas serían curadas de sus dolencias, comenta Fabio Herrera, de la Orden Dominica.

RELACIONADAS

Los fieles creyentes cumplieron con la petición de la Virgen y la bautizaron como la Señora del Rosario de Agua Santa.

Esta historia y algunos de los milagros que se le atribuyen a la Matrona están colocados en un costado de la basílica. Cada acción atribuida a la Señora del Rosario está escrita en cuadros dentro de la iglesia, ubicada en las calles 16 de Diciembre y 12 de Noviembre, centro del cantón tungurahuense.

Elsa Acosta es una de las devotas de la santa y afirma que acude al santuario para darle gracias por la vida y salud de su familia y la de ella. También aprovecha para recorrer la edificación religiosa y leer los diversos milagros que se le adjudican a la Virgen.

Los feligreses
Ni el COVID-19 ha impedido que el santuario sea visitado por propios y extraños del cantón.Yadira Illescas/EXTRA

Rezos, comida y deportes extremos

Este es su mes, pero por la pandemia del coronavirus no se realizarán actividades masivas, explica Herrera.

El templo fue reabierto el 16 de agosto y aunque no se celebran las misas recibe a los creyentes de miércoles a domingos, de 07:00 a 18:00.

RELACIONADAS

Los visitantes llegan, imploran a la Virgen y luego disfrutan de las diversas actividades que ofrece el cantón, como senderos, recorridos en chivas, terapia en las aguas termales y deportes extremos.

Para los turistas de ‘buen diente’ está la degustación de dulces elaborados con guayabas, babacos y otras frutas que se cultivan en Baños. También pueden saborear un hornado, cuy, yaguarlocro y más platos típicos.

TE RECOMENDAMOS