Exclusivo
Buena Vida

Fiestas infantiles + covid-19

Para que la celebración sea fiable no debes olvidar las medidas de bioseguridad.

fiesta en pandemia
Se terminó la lista extensa de invitados, ahora solo se debe compartir con el grupo estable de convivencia.Shutterstock

Soplar la vela del pastel es impensable. No hacerlo es considerado una medida básica de seguridad al momento de festejar un cumpleaños. Pero, tampoco mates esa ilusión del niño, corta un pedazo de la torta coloca la vela ahí para que pueda soplarla. Y es que con la llegada de la pandemia todo cambió de una manera radical, incluso hasta relacionarnos con las demás personas. Las fiestas, con las piñatas y la lista de 100 invitados quedaron como parte de la historia. Todo festejo debes adaptarlo a la nueva realidad.

La psicopedagoga Sara Joutteaux asegura que el niño debe tener ese espacio recreativo con otros de su misma edad. “Lo importante es que todo sea dirigido, es decir que exista un cronograma de actividades durante el festejo para que ganen en la parte pedagógica y social. Aprovechen al máximo las salidas. Elige para él lugares amplios”, aconseja la experta.

  • ¿Qué hacer?

- Lista reducida de invitados. Menos personas que se reúnan es mejor para evitar la propagación del virus.
- Grupo estable de convivencia. Es recomendable mantener ese grupo burbuja, ya que conoces sus límites y sus cuidados.
- Elige un lugar que sea al aire libre. Los expertos manifiestan que en los lugares cerrados no circula el aire y hay más posibilidades de contagio.
- Estaciones de desinfección.  Este punto es una regla básica, sin embargo, no está de más recordarla. Esta acción no solo evita el contagio por Covid-19, sino que permite prevenir la transmisión de otras enfermedades.
fiestas 1

Guayaquil: ¡No cesan las fiestas pese al coronavirus!

Leer más

Las claves

1. Se terminó la lista extensa de invitados, ahora solo se debe compartir con el grupo estable de convivencia.

2. Los expertos insisten en que a la hora de reunirnos es preferible optar por hacerlo al aire libre antes que en espacios cerrados, pues al circular el aire sin ninguna restricción las posibilidades de contagio se minimizan.