Exclusivo
Gastronomía

Aguado de gallina, el caldo 'levanta muertos'

Yo te lo pruebo visitó al restaurante Pollos a la Brasa Barcelona, donde nos enseñaron a preparar este plato guayaco

aguado
El aguado de gallina pertenece a la tradición montubia.valentina encalada

Sazonado con los sabores de los campos montubios, traído desde los cantones que delimitan a Guayaquil, el aguado de gallina es el favorito para recargar las energías. Aunque no hay registro de cuándo se creó la preparación, en la actualidad, el plato es servido en todos los hogares de la urbe porteña.

llapingachos

Llapingachos y su fusión 'pepa' de culturas

Leer más

Una investigación realizada por la Universidad de Guayaquil detalla que fueron las personas de otras ciudades de la Costa ecuatoriana quienes llevaron la receta a la capital del Guayas. El caldo tiene como protagonista a la carne de gallina de campo, la cual se cuece junto a zanahoria picada, apio, arveja, cebolla perla y paiteña. El toque singular del consomé es el arroz que le da la contundencia y aporta la ración de carbohidratos complejos que necesitaban los jornaleros.

Además de tener una gran cantidad calórica por lo que se le atribuye como una de los remedios contra el 'chuchaqui', también tiene un elevado porcentaje de potasio, hierro, calcio y colágeno. 

RECETA CAMPESINA

pollos
Desde 2002, Ángel recibe a cientos de comensales en sus locales.valentina encalada

Aunque la receta lleva como condimentos principales el orégano y comino, para Ángel Encalada, propietario de Pollos a la Brasa Barcelona, un buen refrito será un agente diferenciador para reconocer un buen aguado de pollo. “Sin eso no hay nada”, explica. Además, detalla que el aguado no toma más de media hora en estar listo. 

Es común que se le añada más arroz como acompañante. El dueño del local ubicado en Sucre y Boyacá, centro de Guayaquil, donde atiende desde las 11:00 a 20:00 menciona que sus comensales prefieren comer patacones para darle la crocancia que el plato necesita.

Como en todos los platos del menú ecuatoriano, la receta y sazón varía en cada local y hogar. En la versión de Encalada que cuesta $2.50, el sabor amargo de las menudencias del ave es inexistente gracias a su lavado, el dueño asegura que el limón permite quitarle todas las impurezas. No hace falta descripción detallada para aseverar que el caldo de Pollos a la Brasa Barcelona es una bocanada al recuerdo de nuestra infancia.  

RELACIONADAS