Exclusivo
Buena Vida

Inmortal Kultura, el desahogo que se hizo canción

Al ritmo de hip hop, cantan en kichwa para conservar su identidad cultural.

Imagen po
Jerfferson Guitarra y Luis Chávez cantan para preservar la cultura de su pueblo.Cortesía Inmortal Kultura

A modo de desahogo y por querer mostrar sus orígenes nace Inmortal Kultura, una banda creada en 2016, conformada por tres músicos oriundos de Cotacachi (Ibarra). Ellos mezclan hip hop y rap con un toque autóctono: el kichwa.

Para Jefferson Guitarra (vocalista principal), Luis Chávez (segunda voz) y Rubén Perugachi (sonidista) —integrantes del grupo— es un desafío demostrar a su comunidad que tienen la capacidad de generar un arte diferente al cantar en su idioma nativo. Uno de sus objetivos es motivar a jóvenes de su tierra a no perder su cosmovisión. Así, con pantalones anchos y gorras coloridas, el grupo Inmoral Kultura le da una nueva identidad a este género musical.

“Nuestra propuesta es mantener lo que nuestros ’taitas’ (padres) nos heredaron y no permitir que se pierda”, dice Jefferson, mentalizador del proyecto y afanado en conservar el folklore de su pueblo.

El grupo busca tomar fuerza mostrando que para seguir adelante es recomendable mirar hacia atrás. “Lo normal sería Kultura Inmortal, pero decidimos llamarlo Inmortal Kultura porque el pasado nos hace reflexionar sobre nuestro presente y nos hace recodar de dónde venimos”, cuenta Guitarra, quien reconoce que sus allegados están perdiendo sus costumbres por la tecnología.

Para ellos no es un desafío cantar en su idioma nativo, ya que no buscan fama ni gloria. “Nosotros decidimos cantar porque es una forma de desahogarnos. No queremos plata. Solo anhelamos que nuestro arte sea apreciado, primero por los nuestros y después por el mundo entero”, afirman Perugachi y Chávez.

Cantando en Kichwa

Ellos no se sienten intimidados por cantar en kichwa. Es más, dicen que esto les da un poder único que nadie les puede arrebatar. Es por eso que sus letras están bañadas en vivencias, trabajos de campo, derechos juveniles y libertad de expresión. ”Decidimos cantar en nuestra lengua y mezclarla con rap para llamar la atención de los niños porque de alguna manera están influyendo a que nuestro pueblo desconozca su identidad cultural”, comenta Chávez.

Además de seguir un género musical universal —como el rap— ellos pretenden innovar su cultura para conservar sus tradiciones. Cuentan —dicen— con el apoyo de sus padres para preservar el idioma. “Se puede cambiar su estilo, pero jamás olvidarlo”, dice Perugachi.

El sociólogo Antonio Tapia afirma que las tendencias universales causan un deterioro o pérdida de identidad cultural en los pueblos aborígenes. El especialista en comportamiento menciona además que la identidad es un conjunto de rasgos propios de un ser humano o de una colectividad, que lo caracterizan ante los otros. “A diferencia de la identidad, la cultura se va construyendo de acuerdo a las expresiones de una sociedad determinada a la que llamamos comunidad”, explica.

El también catedrático dice que cantar en un idioma nativo y mezclar géneros urbanos provoca un impacto real en las nuevas generaciones. “No hay que desconocer que el futuro de un pueblo son los niños y tenemos que estar a la vanguardia de las nuevas generaciones”, dice el profesor y agrega que esta nueva construcción cultural debe pasar por un proceso sutil sin dejar a un lado el folklore.

Al ritmo de una lírica improvisada, los Inmortales no quieren inventar un género, sino demostrar que la música es una expresión cultural universal. Por lo que asumen que el canto en kichwa forma parte de su herencia indígena y no quieren darle valores rebuscados.

“Queremos crear un espacio de convivencia, tocar temas como la minera, la violencia, la drogadicción, la rivalidad”, afirma Guitarra. “Temas de rescate de la cosmovisión y darle valor a lo indígena y levantar nuestro idioma a través del arte”