El Rincón del Misterio: La Llorona tiene su guarida en Nobol
Suscríbete

Exclusivo
Buena Vida

El Rincón del Misterio: La Llorona tiene su guarida en Nobol

Por medio de rituales satánicos abrieron portales místicos y permitieron el paso de estos espectros malignos que se alimentan de energías.

El Rincón del Misterio
Las personas que ingresen a la estructura corren el riesgo de ser poseídas por entes.Ilustración

Gritos de lamentos de una mujer, sonidos como si quisieran llamar la atención de alguien (tsss... tsss...), apariciones de sombras y de supuestos fantasmas atormentan a las personas que pasan por una casa abandonada ubicada en el malecón de Nobol, provincia de Guayas.

La antigua vivienda de dos pisos, que colinda con el río Daule, lleva más de 15 años deshabitada. En medio de los escombros y sobre sus paredes sucias y desgastadas, a punto de caerse, se han dibujado símbolos y figuras extrañas para realizar rituales satánicos.

Enigmas

Enigmas: ¡Un Nostradamus anda suelto en Guayaquil!

Leer más

Es por aquello que existe la presencia de “espectros malignos y la casa es su guarida”, asegura el grupo de cazafantasmas ‘Detectives del Misterio’, conformado por los especialistas en casos paranormales Alonso Rosado, Alexander Medina y Ayleen Valentina.

Esto lo determinaron después de inspeccionar el sitio y realizar una meditación grupal canalizadora de energías, que permite abrir un portal para verificar la clase de entes a los que se enfrentaran. Y todo aquello lo hicieron en presencia de un equipo periodístico de EXTRA.

“El ambiente es pesado y se siente la presencia de seres malignos que buscan carnadas para alimentarse de las energías de las personas. Y es normal tener esta impresión en esta casa porque aquí vive la Llorona, muchas personas la han escuchado y la han visto”, explica Rosado.

Carlos (nombre protegido), de 35 años y quien habita por el sector, cuenta que con sus panas se sentaban afuera de ese domicilio, donde conversaban y “pasaban el rato”, pero decidieron no volver porque la Llorona se les apareció en 2019.

“Siempre escuchábamos casos de fantasmas acá. Pero esa vez pude corroborarlo. Primero escuchamos a una mujer llorar, pensamos que era alguien que se había metido, pero después de un momento apareció volando, era una mujer con vestido blanco y la cara la tenía tapada con un velo. Nunca más volvimos al lugar y siempre se escuchan los llantos”, cuenta Carlos.

Los espiritistas aprovechan los lugares deshabitados para abrir portales, por medio de rituales satánicos, y tener contacto con entes malignos, a quienes acuden con el fin de realizar pactos.

“En esta casa hay muchos portales abiertos y los espectros son malos. No es recomendable acercarse porque están buscando alimentarse de las energías de las personas. Si alguien es débil espiritualmente e ingresa a la casa puede ser poseído. Ellos se han apoderado de la casa, es su guarida y la están cuidando”, acota Alexander Medina.

LLEGARON EN PLENA MEDITACIÓN 

El jueves 11 de agosto, mientras los cazafantasmas realizaban la meditación grupal desde las inmediaciones del domicilio, algunos ruidos se escucharon desde adentro.

Cazafantasmas
Extra acompañó a un grupo de cazafantasmas para sacarle los demonios a una casa de Nobol, Guayas.Juan Faustos

“Están aquí, ya sintieron que estamos cerca. Escuchen cómo se empiezan a mover (sonidos de pasos)”, dijeron al mismo tiempo Alonso Rosado, Alexander Medina y Ayleen Valentina.

Pasos como si alguien se acercara y leves silbidos se intensificaron por aproximadamente cinco minutos. “El ambiente se puso pesado, eso quiere decir que se están alimentando de nuestras energías, mantengámonos tranquilos porque todos los espectros están aquí”, dijo Medina en el momento. “¿Qué quieren? ¿Por qué están en esta casa? ¿Por qué se nos acercan? ¡Revélense!”, gritaron los especialistas y al instante se calmó la actividad paranormal.

“Ellos entendieron que nosotros podemos identificarlos, por eso que prefirieron esconderse. Siguen aquí, pero están escondidos porque no mostramos miedo ni desesperación”, finalizó Rosado.

  • Escucha el podcast completo: