Exclusivo
Buena Vida

Mamá después de los 40

¿Su cuerpo está apto para la maternidad? Hay riesgos para la madre y para el bebé.

mama cuarentona
Las embarazadas que superan los 40 años necesitan llevar un control más riguroso para supervisar su salud y la del bebé.Shutterstock

El riesgo de complicaciones durante el embarazo es mayor pasados los 40 años. No obstante, si la preparación es la adecuada y la atención prenatal es temprana, las probabilidades de obtener buenos resultados son muchísimo más altas.

La edad no es un limitante, pero el ginecólogo Miguel Salamea Arévalo resalta que los óvulos de la mujer van envejeciendo. Esto podría provocar una enfermedad congénita, como los síndrome de Down o de Turner, entre otros.

“El envejecimiento de los óvulos va de la mano de la edad de la paciente. A mayor edad, mayor riesgo para el bebé. Pero también hay riesgos para la madre durante el desarrollo del embarazo: diabetes gestacional, hipertensión arterial con complicaciones como la preeclampsia y la eclampsia”, afirma el galeno.

Por ello, es importante una evaluación minuciosa antes de la gestación, esto le permitirá al médico determinar tu riesgo personal. Recuerda que el cuidado prenatal temprano y los hábitos de salud correctos se traducen en más posibilidades de un bebé sano y una madre feliz.

  • Etapas

Primer trimestre. Podría presentarse un aborto espontáneo. Sin embargo, en este período es importante tu tranquilidad, no te obsesiones con tu edad. Vivir con miedo no te beneficia ni a ti ni a tu bebé.
Segundo. Las recomendaciones dietéticas son básicas. En el caso de ser diagnosticada con diabetes gestacional, tu dieta debe ser estricta pues podría producirse un parto prematuro y otras complicaciones, como la hipertensión.
Tercero. Tu presión arterial se convierte en prioridad para tu médico tratante.

¿Qué debes hacer?

- Opta por una dieta equilibrada. Evita la ingesta de alimentos ultraprocesados. Elige una alimentación variada, rica en frutas y verduras, con proteínas procedentes sobre todo de legumbres, pescados y carnes blancas.

- Evita el sobrepeso. Llleva una dieta sana y practica ejercicio físico moderado.

- Huye del estrés. Este está reconocido como causa y agravante de la esterilidad, deteriora la calidad de vida de los pacientes e, incluso, la relación de pareja. En ciertos casos, hay ginecólogos que recomiendan el apoyo psicológico.

- Sométete a todas las pruebas necesarias para confirmar que todo marcha bien.

El experto dice

La embarazada en ese rango de edad puede salir adelante con su estado, pero depende de su estabilidad económica, el respaldo familiar y el acceso a una consulta privada, además de los controles adecuados con el especialista de acuerdo a los factores de riesgo. Sin ese apoyo, puede presentar mayores dificultades para obtener una o varias citas con los especialistas que requiera y tendrá que acudir a las consultas estatales, las cuales -no es un secreto- por diferentes motivos dejan mucho que desear. Un ejemplo de ello es que no siempre obtienen citas cercanas entre un especialista y otro”.

Miguel Salamea Arévalo, ginecólogo con más de 30 años de experiencia.