Frustrados por no ver a Marduk

Exclusivo
Buena Vida

Frustrados por no ver a Marduk

Por falta de permisos no se concretó el concierto. Fanáticos rechazaron campañas en contra de la música, expresaron preocupación.

CANCELACION CONCIERTO MARDUK
En las afueras del bar donde se iba a dar el concierto se apostaron los fanáticos.Gustavo Guamán.

En las afueras de una discoteca del centro - norte de Quito se apostaron la tarde del domingo decenas de fanáticos de la banda sueca Marduk, a la espera de que se presentara la agrupación. Sin embargo, el evento fue cancelado intempestivamente

El organizador, Santiago Cervantes, explicó que por la falta de un permiso los suecos no pudieron ofrecer su concierto.

El hombre calmó los ánimos de los presentes y les aseguró la devolución del dinero de los boletos.

“El local no cuenta con medidas de seguridad, no tiene salida de emergencia, ni extintores. El aforo se calcula que no da para más de 100 personas, están aquí más de 200”, informó el representante de la Comisaría Cuarta de la Policía Nacional, Byron Obando. Ese fue otro de los puntos que influyó para su anulación.

Pese a que los seguidores aceptaron las explicaciones tenían indignación, según ellos, por las campañas que se han dado en redes sociales que condenan la música de Marduk. Uno de los argumentos es que representarían un retroceso para la escena roquera.

El vocalista de Imperio Negro, Patricio Pacheco, estaba preocupado. Según él “se viene una cacería de brujas” en la cual más eventos podrían ser cancelados. Esto representa pérdidas económicas para quienes los producen.

Comentó que anteriormente al país han llegado bandas de black metal como Dark Funeral y Mayhem “y no ha pasado nada”. Ahora el panorama es diferente pues lo ocurrido complicaría el mundo del espectáculo.

“Ya no vendrán bandas internacionales y para las nacionales tocar será difícil”, dijo.

Pacheco pidió que los músicos se unan para que no haya disputas.

Su sentir fue compartido por Nathaly Sierra, fanática de los suecos, quien rechazó que en países como Colombia y Guatemala se castigue el estilo de Marduk. “Nosotros no hacemos nada malo, solo escuchar lo que nos gusta. Respetamos a todos y queremos que nos respeten, no hacemos mal a nadie”, dijo.

Lenín Camargo, otro fanático, estaba de acuerdo en que para la realización de un concierto se deben tener los documentos de autorización necesarios, pero piensa que lo ocurrido en Latinoamérica con Marduk representa “el cierre de una expresión cultural”.

Cervantes agregó que los integrantes del grupo musical lamentaron la situación y que se encontraban alojados en un hotel de la capital. En su opinión, la controversia suscitada en redes sociales “no tuvo nada que ver” con la anulación del show. (AAV)