Exclusivo
Buena Vida

Los fanáticos deliraron con la aparición de Metallica

Metallica entró con furia al escenario que se armó en el parque Bicentenario, norte de Quito. A cinco minutos de las 10 de la noche, comenzó el concierto causando la locura de los fanáticos que se congregaron en el antiguo aeropuerto.

Imagen metallica 3

Metallica entró con furia al escenario que se armó en el parque Bicentenario, norte de Quito. A cinco minutos de las 10 de la noche, comenzó el concierto causando la locura de los fanáticos que se congregaron en el antiguo aeropuerto.

“Quito Ecuador”, fue el único grito en español del vocalista James Hetfield al hacer una pequeña pausa a su introducción. Luego preguntó, en inglés, si los presentes se sentían bien. “Sí”, respondieron los asistentes que escuchaban atentos a su líder musical.

Después de expresar aquel sentimiento de gratitud a la fanaticada, los cuatro músicos continuaron con la tocada metalera.

Kirk Hammett, por su parte, hipnotizó al público con un delirante solo de guitarra. A cada tonada, su cara dibujaba muecas que se apreciaban en las dos pantallas gigantes que adornaban el escenario.

El público saltaba, con sus celulares en la mano. Algunos ponían sus dedos de tal manera que se formaban los cuernos característicos del movimiento rockero.