Los millennials están destinados a vivir menos

Exclusivo
Buena Vida

Los millennials están destinados a vivir menos

De acuerdo a un estudio, las personas que están entre los 23 y 37 años tienen más probabilidades de morir a temprana edad. ¿Por qué? En la siguiente nota te lo explicamos.

Si estás entre los 23 y 37 años, te tenemos malas noticias. Sí, perteneces a la generación Y, más conocida como millennials. Así, eres parte de aquellos que nacieron con más posibilidades académicas, pero con más riesgo de morir antes de los 60 años. ¿A qué se debe esto?

▶Lee: Navidad, época de... ¿depresión?

Una investigación elaborada por centros de atención médica en Estados Unidos reveló que, a pesar de que esta generación tuvo mayores comodidades que las anteriores, su salud tendrá un gran declive mientras los costos médicos irán en aumento en los próximos 10 años.

El informe realizado por Blue Cross Blue Shield revela que los millennials alcanzarán la nueva triple amenaza de estar más enfermos, más pobres y morir más jóvenes que la generación X. Según la proyección de la investigación, el grupo Y tiene un aumento del 40 % en mortalidad en comparación con la generación X (1961-1979).

Para empeorar el panorama de los millennials, si quieren mantener su estado de salud tendrán que invertir el doble que sus padres o abuelos en estas atenciones. Los especialistas plantean la hipótesis de que la principal diferencia generacional serán los malos hábitos de salud, la depresión, hiperactividad o ansiedad, y el abuso de sustancias.

▶Lee: Redes sociales: ¿Qué sentimos cuando no nos dan like?

Los millennials tienen menos probabilidades de morir por enfermedades cardíacas o cáncer, pero cuando se trata de patologías psiquiátricas, los índices se disparan. Duro, pero cierto: los suicidios serían la mayor causa de las muertes tempranas de esta generación.

A pesar de que las personas entre los 23 y 37 intentan llevar un estilo de vida más saludable y aunque ejerciten más que sus antecesores, la depresión y estrés que tienen al no conseguir un trabajo estable los lleva al colapso que, en muchos casos, los lleva a la muerte.