¿Por qué algunas canciones son tan pegajosas?

Exclusivo
Buena Vida

¿Por qué algunas canciones son tan pegajosas?

Se estima que el 90 % de la población experimenta, una vez a la semana, uno de los fenómenos denominado “gusano de oreja” que hace que una canción se vuelva pegajosa.

Seguro más de una vez hemos tenido una canción pegajosa dando vueltas en la cabeza porque nos parece memorable, nos suena el ritmo y puede que hasta la tarareemos, al punto de que se vuelva molestoso y decir la conocida frase: “tengo esta canción pegada”.

Según un informe citado en CNN, el 90% de la población ha experimentado esta sensación al menos una vez a la semana y se la conoce como el fenómeno de “gusano de oreja”.

Pero ¿a qué se debe este fenómeno? El punto más interesante es que una parte de nuestra mente está fuera de control y existen tres factores que influyen para que aparezca: el ritmo de la canción, la melodía, y “unos cuantos intervalos que hacen buena la canción”

Además, los “gusanos de orejas” están directamente vinculados a la forma en que procesamos los recuerdos, las emociones e incluso las personas con quienes escuchamos la canción en cuestión. Es más, si piensas en una sola persona o en alguna situación en particular, es probable que “una canción” que venga a tu cabeza.

Este fenómeno, ha pasado en el transcurso de la historia con la canciones infantiles, con los éxitos que escuchaban nuestros padres y con más de la canciones que muchas personas aborrecen pero no pueden dejar de escucharlas. Pasa lo mismo con canciones de pop, rock, salsa, merengue, reggaeton...

¿Habrá sido J Balvin con su Safari?, “Mami mami con tu party, este party es un safari”, o quizá Rihanna con “Work, work, work, work, work, work. He say me have to work, work, work, work, work, work!”, o Carlos Vives y Shakira, “Lleva, llévame en tu bicicleta. Óyeme, Carlos, llévame en tu bicicleta”.

Si ya al leer las frases experimentas esa sensación de tararear la canción y de que la tengas ‘pegada’ por un buen rato, no debes preocuparte. Un estudio realizado por la psicóloga musical Kelly Jakubowski en Inglaterra y Alemania, explica que en gran parte de la composición melódica de estos temas son las culpables de que una canción se le pegue a alguien independientemente si suena todo el día en la radio o no.

Este es el primer estudio, a gran escala, que busca descifrar el enigma del cerebro ante canciones que no se pueden sacar de la cabeza. La primera conclusión es que este tipo de canciones suelen ser más rápidas, con una melodía bastante genérica y fácil de recordar, pero con algunos intervalos únicos como saltos o repeticiones que lo diferencian la “canción pop media”.

La cantante ecuatoriana Tatiana Gorriti explica en un comunicado que las melodías de algunas canciones son fáciles de entender y son relativamente simples “Tienen intervalos cortos, es decir cuando musicalmente pasa de Do a Mi (recorre tres notas) y se puede recordar porque son repetitivas”.

Por su parte, el antropólogo Sebastián Mosquera coincide en que ser reiterativo es un punto clave, pero a esto le aumenta el ritmo como lo primero que llega al público “si el ritmo es de interés de la audiencia, habrá una casi necesidad por prestar atención a la letra de la canción”.

Pero, ¿cuáles son las canciones más pegajosas? Los ejemplos que pone Jakubowski son:

- “Bad Romance”, de Lady Gaga

- “Can’t Get You Out Of My Head”, de Kylie Minogue

- “Don’t Stop Believin”, de Journey

- “Somebody That I Used To Know”, de Gotye

- “Moves Like Jagger”, de Maroon 5

- “California Gurls”, de Katy Perry

- “Bohemian Rhapsody”, de Queen

“Nuestros hallazgos muestran que se puede predecir hasta cierto punto qué canciones se van a quedar pegadas en la cabeza de las personas basadas en el contenido melódico de la canción”, dijo Jakubowski.

Sin embargo, algunas de las canciones pegajosas podrían ser útiles hasta cierto punto, Jakubowski explica que el fenómeno “gusanos de orejas” es considerado también neutrales o positivos por parte de la gente que los experimenta. “Algunas personas lo encuentran de ayuda por varias razones, como por ejemplo por ayudar a hacer las cosas”, agregó.