El Niño Rey se paseó al vuelo en Riobamba

Exclusivo
Buena Vida

El Niño Rey se paseó al vuelo en Riobamba

Pandemia modificó manifestación de fe.  Solo hubo un acto litúrgico y viaje en helicóptero con imagen hecha hace 227 años y que admiran en 6 de enero

rey
El recorrido tradicional del 6 de enero con la imagen del Niño Jesús fue en carro.Patricia Oleas

Vestido con traje color rosado, una cinta y su corona, el Niño Rey de Reyes de Riobamba fue llevado en un recorrido diferente, sin el característico desfile con ritmo y colorido del vestuario de los personajes que suelen acompañarlo.

Después del acto religioso en el Día de la Epifanía (6 de enero), se vio a la emblemática imagen en algunas calles de la Sultana de los Andes y devotos como Rosa Cujilema debieron admirarlo de lejos.

“Mi niño milagroso, le tengo tanta fe, protégenos siempre”, rezaba emocionada Rosa, quien pudo verlo al salir del templo de San Antonio y después, ella corrió hasta las mallas del aeropuerto para mirarlo cuando lo embarcaban a un helicóptero. Con la imagen sobrevolaron la ciudad y dieron la bendición desde el aire.

La imagen, según Pablo Luis Narváez, autor de una investigación sobre los pases del Niño de Riobamba, fue elaborada en madera en 1794, durante la época colonial.

Esa misma representación fue rescatada sin mayores daños de los escombros del terremoto ocurrido en febrero de 1797, el cual devastó la antigua villa de Riobamba.

Como es tradicional, después del recorrido y festejo a principios de enero, el busto de Jesús infante fue llevado a su oratorio santuario de las calles García Moreno y Chile, del popular barrio de Santa Rosa, en una casa antigua, donde la imagen es resguardada en una urna y, durante todo el año, es visitado por centenares de creyentes. Ahí permanecerá hasta la fecha del próximo recorrido.

Guardaron sus trajes

rey
Después de la misa, la imagen fue llevada en un vehículo militar hasta el aeropuerto.Patricia Oleas

Según los registros, la peregrinación con este niño data de hace 118 años. En 1903 lo habrían llevado a un recorrido por las calles, el cual se hizo popular con el paso del tiempo.

Aquel trayecto fue denominado Pase del Niño que forma parte de la memoria colectiva de la capital chimboracense.

En el recorrido le sumaron otros actos como la Danza de los Curiquingues, que hacían un baile en honor al Niño, los diablos, los payasos que recitan coplas y también se incluye a los ‘Perros’ que protegen al protagonista, el Sacha Runa, entre otros, del folclor andino con lo cual quedó sentado el mestizaje de las culturas.

Esta vez, por la pandemia, quienes recrean a los distintos personajes guardaron sus trajes a la espera de la próxima edición.

Juan Alberto Jara, prioste del Niño, agradeció a las autoridades locales por la ayuda y ratificó que el próximo año la fiesta se celebrará como manda la costumbre.

El Pase del Niño es una tradición que trasciende por generaciones y se la considera irremplazable.

La fiesta del Niño Rey de Reyes ha sido catalogada como la más grande manifestación de fe católica en Riobamba.

Otros recorridos en la ciudad

Además del recorrido del Niño Rey de Reyes, en Riobamba, en algunos sectores organizan otras procesiones y esta vez las novenas y actos recordatorios se hicieron por internet.

Ayer se cumplió la celebración en homenaje al Rey de Reyes Chimborazo, una devoción que nació en 2003.

Esta novena también fue virtual y transmitida por la Diócesis de Riobamba.

El oratorio de la imagen se encuentra en el sur de la ciudad donde se celebran misas los domingos.

Estas expresiones religiosas y culturales en las cuales los priostes llevan la imagen del Niño en sus brazos están entre las de mayor representatividad del país. (PO)