¿Qué tiene que ver la belleza con el uso del condón?

Exclusivo
Buena Vida

¿Qué tiene que ver la belleza con el uso del condón?

Un estudio determinó que existiría una relación proporcional entre lo atractiva que un hombre encuentra a una mujer y sus ganas de usar preservativo durante el acto sexual.

Imagen photo-1517453701121-ef2029e92915
De acuerdo con el estudio, los hombres consideran que una mujer bella tiene menos posibilidades de haber contraído una enfermedad de transmisión sexual.Unsplash

En su afán de comprender por qué muchos hombres se niegan a usar preservativo durante la relación sexual, se realizó una investigación en la que comprobó que uno de los motivos más frecuentes es que el hombre piense que su pareja es atractiva.

El estudio realizado por la Universidad de Bristol (Southampton) y publicado por la revista médica BMJ determinó que existe una relación proporcional entre lo simpática que un hombre encuentra a una mujer y sus ganas de usar protección durante el acto sexual.

Durante la investigación se entrevistó a 51 hombres heterosexuales entre 18 y 69 años a quienes les mostraron fotos de 20 mujeres diferentes y se les pidió que dijeran del 1 al 100 qué tan guapas eran; su deseo de mantener relaciones sexuales con ellas; la probabilidad de que quisieran usar un preservativo en el caso de tener sexo con dichas mujeres; y qué tan probable era que ellas fueran víctimas de una enfermedad de transmisión sexual.

Los resultados revelaron que cuanto más bonita consideraban los hombres a una mujer, menos probable es que deseen utilizar ‘forrito’ en caso de mantener relaciones, debido a que relacionan la belleza con la salud.

También se descubrió que ellos creen que una mujer guapa es menos propensa a sufrir una enfermedad de transmisión sexual, y en el caso de tenerla, eso no influiría en su predisposición de mantener sexo sin condón.

Anastasia Eleftheriou y Roger Ingham, científicos a cargo del estudio, recomiendan que siempre se use protección, sin importar el físico de la pareja, pues hasta las personas consideradas hermosas socialmente pueden ser portadoras de alguna enfermedad venérea.