Harto flow en quichua

Exclusivo
Buena Vida

Harto flow en quichua

Nació en la comunidad de San Rafael bajo, en Colta, pero en Guayaquil se metió a la música cristiana.

Foto de Sistema Granasa
Alejandro Balla, conocido como Habitante 3C, junto a Jeniffer Moyolema y Anabell Sagñay.Álex Lima

Se imaginan mezclar las culturas y cantar reguetón en quichua, pues no necesitan pensarlo, porque Habitante 3C lo hizo realidad. Al inicio le dijeron que estaba loco, pero no le importó. En la actualidad el cantante prepara su video profesional número 5 y lleva más de 30 canciones grabadas.

“Alaja Anacu Churashca Shumak” es la entrada de la melodía que en español quiere decir “Bonita de anaco preciosa”.

Alejandro Balla se dedica a la barbería, pero en el plano musical se lo conoce como Habitante 3C y asegura que se inspiró en la Biblia, en el Salmo 100.1, donde habla de los habitantes de la Tierra y le agregó el 3C (Con Cristo en el corazón).

Tiene 28 años, nació en la comunidad San Rafael bajo, del cantón Colta, en el Chimborazo, y desde que llegó a vivir a Guayaquil la música siempre le llamó la atención. A esto se le suma su faceta de animador, comentarista de fútbol en quechua y español y hasta imita voces, entre ellas la que más le piden es la del alcalde de la urbe porteña, Jaime Nebot.

“Hace 10 años comencé, muchos me decían que estaba loco, y creo que sí. Pensaban que era solo un hobbie y me decían que no llegaría a lograr mi objetivo, pero los resultados están a la vista.

Al inicio solo eran canciones de otros cantantes, como Manny Montes, pero después empecé a crear mi propia música y gracias a Dios voy bien”, expresa el intérprete de género urbano, que hace todo lo contrario de los artistas famosos, ya que sus letras tienen un tinte cristiano o cultural.

Una de sus canciones, ‘Bonita de anaco’, la hizo en homenaje a la vestimenta que usan nuestras indígenas.

“Me gusta resaltar nuestra cultura, desde la forma de vestir hasta la manera de darle la gloria a Dios”, explica Habitante 3C.

Apoyo

Una de sus primeras melodías se llama ‘Jatum manda Jesús’, es decir ‘Grande es el Señor’. En los primeros días de diciembre grabará el vídeo de ‘Sumak rimay’, ‘Palabra bonita’, su nueva canción.

Su esposa Karen Cuvi lo apoya en todo lo que hace. “Al inicio fue duro que acepten este género, debido a la forma como se canta, pero se dieron cuenta que es la música que le gusta a la juventud. Y cantarlo en español y quichua es mucho mejor. Ahora, gracias a Dios, mi carrera me ha servido para viajar a diversas partes del país, me he presentado en Ambato, Quito, Riobamba y Guayaquil”, señala el cantante.

Alejandro es un amante del fútbol y una de sus alegrías fue cuando se presentó en la final de la Copa de Campeones del fútbol indígena en el estadio Monumental.

(JR)

El detalle

Balla tiene un gran sueño, quiere darse a conocer fuera del Ecuador. “Si Dios me ayudó a cantar en varias ciudades del país, ahora me gustaría hacerlo a nivel internacional. Claro que me han invitado artistas locales a grabar reguetón en quichua que no es cristiano y he dicho no. Lo mío es llevar un mensaje positivo con esta clase de música”.

En sus vídeos siempre están presentes las chicas con sus trajes típicos y eso ha hecho que muchos lo inviten a varios eventos, tanto en iglesias como lugares donde se difunde la cultura indígena ecuatoriana.

Está agradecido con varios productores que confiaron en su talento. “Pocos creyeron en mí, pero Dios ha sido grande, hay personas como Luis Flores, el DJ Intivisión y Lemas Récords que me apoyaron, además con Gino Garcés grabaremos en diciembre,” manifiesta el cantante.