Exclusivo
Buena Vida

Tips para evitar la rivalidad entre hermanos: ¡Que no se peleen las bendiciones!

Los padres deben tener mucha cautela cuando elogien a sus hijos... Deben hacerlo de manera equitativa para no despertar una competencia innecesaria. Además, compararlos es mala idea. Aquí algunas recomendaciones por los expertos:

Padres y cosas externas pueden causar rivalidad entre hermanos.
Padres y cosas externas pueden causar rivalidad entre hermanos.Canva

La 'rivalidad entre hermanos', o competencia entre ñaños y ñañas, existe. ¿Qué las causa? ¿Qué se puede hacer al respecto? ¿Existen factores que influyen en la intensidad y duración de esta problemática? 

Para el quiteño Camilo Torres, psicólogo clínico especializado en terapia familiar, cada una de las preguntas anteriores tiene una respuesta. Aún así, antes de que uno pueda comprender las causas y soluciones de la rivalidad entre hermanos, primero debes comprender los por qué de la competencia.

El experto afirma que esto ocurre después del nacimiento de la segunda 'bendición'. En este punto, los hermanos comienzan a pelear entre ellos y competir por la atención de uno o ambos padres.

hijo predilecto

¡Cero favoritismos dentro de la 'family'! eso afecta a tus hijos

Leer más

"Desafortunadamente, la rivalidad entre hermanos no suele desaparecer con el tiempo ni seguir su curso. Si no se controla, este tipo de competencia malsana puede desarrollarse y empeorar a medida de que los niños crecen ", advierte Torres. En algunos de los peores escenarios, dice, puede continuar hasta la edad adulta.

Según el entendido, la evidencia respalda que normalizar esto puede ser problemático y generar controversias más adelante. Por ejemplo, hacer una broma o incluso enfrentar a los hermanos en una competencia normaliza la rivalidad entre ellos. ¡Cuidado!

Esta forma de competencia, sintetiza Torres, no solo es malsana, sino que puede ser tóxica cuando no se aborda adecuadamente. "Contrariamente a la creencia popular, la rivalidad entre hermanos no siempre es tan leve como dos (o más) hermanos y hermanas que intentan llamar la atención o los elogios de sus padres", explica a EXTRA.

"En muchos casos, los hermanos involucrados en una rivalidad tienden a albergar sentimientos de resentimiento, ira y posiblemente un poco de odio entre ellos".Camilo Torres / Psicólogo clínico

Lamentablemente, muchos padres no saben cómo abordar y aplastar la competencia entre sus retoños. Si bien este comportamiento puede ser molesto para los padres, algunos pueden causar o contribuir -sin saberlo- a las luchas internas entre sus hijos, manifiesta Cecilia Chávez, psicóloga clínica guayaquileña.

"Siempre que los adultos presencian eventos de competencia entre hermanos, primero deben identificar el detonante o la causa y luego tomar las medidas necesarias para terminar la pelea de una vez por todas", añade.

¿Qué causa la rivalidad entre hermanos?

Muchos factores contribuyen. Por ejemplo, un niño que es testigo de que su hermano recibe más elogios o atención de sus padres puede llegar a sentir resentimiento hacia su hermano o hermana. El niño menos atendido también puede comenzar a comportarse mal para llamar la atención o incluso atacar a su hermano o hermana por resentimiento. 

"Por supuesto, el niño que recibe más elogios o cuidados de sus padres probablemente tomará represalias contra su hermano o hermana menos querido, de ahí el surgimiento de la competencia", precisa Chávez.

terapia

¿Cómo superar ser testigo de una muerte violenta? La psicoterapia es todo

Leer más

Factores externos

Aunque los padres son un factor importante en los casos de competencia, no son la única causa de luchas internas poco saludables entre los niños. El estrés también juega un papel muy importante ya que puede causar o contribuir a la animosidad actual entre hermanos. 

"Los jóvenes que están nerviosos o que atraviesan situaciones inquietantes son más propensos a estar irritables y a arremeter contra quienes los rodean", explica Chávez.

Según Torres, los hermanos que no pasan tiempo juntos con frecuencia también tienen más probabilidades de tener una relación tensa. "Las cenas familiares, las vacaciones y las salidas son formas ideales de garantizar que los hermanos pasen tiempo juntos y desarrollen relaciones saludables", recomienda.

CÓMO TERMINAR ESTE CONFLICTO / EXTRATIPS

En primer lugar, los papitos deben abstenerse de comparar a sus hijos entre sí. "¿Por qué no puedes ser como tu hermana (hermano)? es una pregunta contraproducente e inútil.  Pueden tener la intención de presionar a su hijo para que lo haga mejor o trabajar más duro, pero en realidad están dañando la autoestima de su hijo y generando resentimiento", explica Chávez.

  1. Permitir que cada niño sea él mismo. No presionarlo a que sea y siga los mismo paso del otro.
  2. Dejarlos que adopten sus intereses y pasatiempos. Siempre que las actividades no sean peligrosas, perjudiciales o ilegales.
  3. Prestar atención a ciertos patrones o desencadenantes que generan discordia entre sus hijos.
  4. Cada hermano debe tener tiempo para sí mismo.

Los niños necesitan tiempo para procesar las cosas a medida que aprenden, crecen y se desarrollan. Por mucho que el tiempo en familia sea importante y esencial para una maduración saludable, demasiado de algo bueno nunca es bueno.