Exclusivo
Buena Vida

Celulitis cuidado con los malos hábitos

Fumar, beber licor, comer mal, el estrés, las dietas estrictas son las causas para que ‘la piel de naranja’ se instale en nuestro cuerpo. Pero con tratamientos efectivos podrá desaparecer.

Imagen shutterstock_107146709
Colaboración: Instagram @medisbeltic@luxuryspa_gye

La celulitis es una pesadilla que persigue a la mayoría de las mujeres. Aunque hagamos gimnasia, dietas, nos pongamos cremas y les echemos mano a todos los tratamientos, sigue ahí inalterable. Esa situación ocasiona que perdamos el entusiasmo para seguir con los cuidados contra la llamada ‘piel de naranja’.

Según el médico estético Jusueth Morán, especializado en España, así como hay malos hábitos que la provocan, también existen varias formas para poder combatirla. “Aunque se cree que con ejercicio diario eliminaremos la celulitis acumulada en piernas y glúteos, no es suficiente si no dejamos algunos malos hábitos que harán que la celulitis nunca desaparezca de estas zonas”, explica.

Factores que la provocan

La genética es uno de los factores que no es posible combatir voluntariamente. Sin embargo, sí existe la manera de poder evitarla o hacer que tarde más en aparecer.

Uno de los factores fundamentales para que la grasa no se acumule en ciertas zonas del cuerpo es beber mucha agua (entre 1,5 y 2 litros diarios en una mujer). Si bebemos poca agua, el cuerpo no estará lo suficientemente hidratado y, por lo tanto, no eliminaremos aquellos líquidos o desechos que el cuerpo no necesita, instalándose en el organismo. Con la hidratación la piel queda más suave y tersa, evitando que la celulitis aparezca.

Consumir alimentos grasos provocará que estas grasas se adhieran a nuestro cuerpo.

Si eres fumadora, te costará mucho evitar la celulitis, la cual se forma porque no circula bien la sangre, no llega bien a la piel, lo que provoca menor elasticidad y, por ende, la celulitis empezará a notarse.

Hacer dieta estricta hará que tengas mucha flacidez. Por eso no olvides comer verduras y frutas para no deshidratarte y obtener las vitaminas y azúcares recomendados y no perder las energías.

El estrés es otro de los síntomas que, junto a la ingesta de algunos medicamentos, como diuréticos, pastillas para conciliar el sueño o píldoras anticonceptivas, hacen que nuestro organismo se dispare.

La vida sedentaria hará que todo lo que ingieras no se queme, yendo a parar a las zonas más propensas a la acumulación de grasa. Y si a esto le sumas el alcohol, será peor.

Puede que te veas muy bien con ropa muy ajustada y tacos altísimos, pero ambas prendas dificultan la circulación, propiciando la aparición de la ‘piel de naranja’.

A la hora de pensar en el tratamiento, es necesario determinar si es un tipo de celulitis blanda, compacta o edematosa. En la primera, los tejidos adquieren una consistencia floja, se mueven al andar; el tipo compacto tiene una consistencia granulosa; mientras que la última suele estar acompañada por calambres y várices.

TRATAMIENTOS

Para que la mejora sea notoria, es necesario tener constancia y pensar a largo plazo. Por eso, si el estado de la celulitis es algo avanzado, el especialista recomienda diferentes tratamientos mínimamente invasivos que ayudarán a disminuirla. Entre ellos están:

Mesoterapia anticelulítica, que consiste en inyectar sustancias que ayudan a eliminar y drenar el tejido adiposo.

Drenaje linfático anticelulítico (masajes específicos sobre el área afectada).

Vibroterapy, máquina especializada que posee un rotor con movimientos que ayudan a drenar la celulitis.

Lipo láser.

Lipo ultra.