Exclusivo
Buena Vida

Santa Elena: La Entrada al descanso y placer

Dos extranjeros impulsaron a los pobladores a resaltar las tradiciones y encantos naturales de la comuna con murales en sus viviendas

casas la entada
Todas las viviendas pintadas de La Entrada muestran un escenario pintoresco.Joffre Lino

Con sus coloridas viviendas en las que plasmaron murales que representan la ancestralidad, sus costumbres, tradiciones, así como la flora y fauna que rodea a la comuna La Entrada, ubicada al norte de Santa Elena, esperan que este rincón peninsular sea uno de los más visitados.

Esta es una de las metas de los habitantes de esta localidad, que está en el límite con la provincia de Manabí. Y para ello han trabajado.

Reconocen que no se ha necesitado de organismos seccionales ni gubernamentales para alcanzar los primeros objetivos. Lo han hecho con gestiones propias.

“Aquí todos somos unidos, trabajamos para que nuestro pueblo, con su extensa playa y sus paisajes, luzca bonito, así atraemos a más turistas. Los visitantes son los que dejan el recurso económico por los servicios que damos”, explica José Pozo, uno de los nativos.

letrero la entrada
El nombre de la comuna, en el malecón, uno de los sitios preferidos para tomarse fotos.Joffre Lino

Impulso de extranjeros

Los comuneros de La Entrada reconocen a los norteamericanos Shell y Marsha Spivey como principales motivadores para el desarrollo del sitio.

La pareja de extranjeros se jubiló en su país de origen y en una visita al Ecuador llegaron a este sitio. Les encantó y decidieron quedarse.

“Los gringos”, como los llaman de cariño, ya llevan una década residiendo en la zona y ellos, mediante charlas y gestiones, les han ayudado en algunas acciones para salir adelante, sin esperar favores de entidades estatales.

Con la motivación de Shell y Marsha, los pobladores se preocupan por mantener limpio el lugar, cuidar el adoquinado, adornar las calles con luces de colores y guirnaldas, entre otras actividades que hacen mediante mingas.

Entre el malecón y el estero, un monumento a la ballena jorobada representa que desde este sector también se puede avistar los cetáceos en su visita anual a las costas ecuatorianas. Este es otro punto turístico de la comuna.

Cobijada por el arrullo del mar, del cantar de las aves, La Entrada es una puerta a un espacio para descansar y pasar momentos placenteros.

iglesia
La iglesia ofrece una escenografía natural impresionante.Joffre Lino
Un templo con vista al océano

Otro de los singulares atractivos turísticos de la comuna La Entrada es su iglesia, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.

Es el único templo católico del país desde cuyo interior se aprecia el vaivén de las olas y el horizonte. Su pared central, en donde se encuentran los altares, es de vidrio y permite el majestuoso espectáculo.

Concurrentes han quedado maravillados con la vista y por esta razón decenas de parejas de diferentes partes del país han escogido este templo para contraer matrimonio eclesiástico, disfrutando de la caída del sol.

“Esto es espectacular. Es la primera vez que veo algo así. Estimo que pronto esta maravillosa iglesia será el lugar favorito para contraer nupcias”, dijo el cuencano Michel Ortiz, uno de los visitantes. JL
la entrada monumento
El monumento a la ballena jorobada, marco para fotografiarse.Joffre Lino

¿Cómo llegar?

Esta localidad está en el km 88 de la Ruta del Spondylus. Se puede ir en bus que toma en la terminal terrestre de Santa Elena. El pasaje vale $ 2.

¿Qué ofrece?

En los restaurantes ofrecen platos típicos con mariscos. El arroz con pescado frito y patacones cuesta $3 y el ceviche mixto, $ 5.

¿Dónde quedarse?

En La Entrada hay tres hospederías comunitarias, con habitaciones a $10 por huésped.