Exclusivo
Buena Vida

Selena, para siempre inmortal en Hollywood

Pasaron más de 20 años desde que Selena fue asesinada en 1995, pero la gente se niega a olvidar.

Quintanilla greets fan Corona-Lampa after unveiling the star of her sister late singer Selena Quintanilla-Perez on the Hollywood Walk of Fame in Los Angeles
Suzette Quintanilla aceptó la estrella en nombre de su hermana.Reuters-EFE

“Bidibidi bom bom”, “Como La Flor” y “Amor prohibido”: los éxitos de Selena Quintanilla retumbaron en la voz de sus fanáticos, que celebraron la estrella que la reina del ‘tex-mex’ ganó en el paseo de la fama de Hollywood.

Pasaron más de 20 años desde que Selena fue asesinada en 1995, pero la gente se niega a olvidar.

Un millar de personas, vistiendo camisetas, gorros y botones, algunos con discos de vinilo de su estrella, se apostaron el pasado viernes 3 de noviembre desde temprano en los alrededores del icónico edificio de Capitol Records, su disquera, donde quedará inmortalizado el nombre de la cantante chicana en la 2.622º estrella.

Suzette Quintanilla aceptó la estrella en nombre de su hermana.

“Selena dijo ‘la meta no es vivir por siempre sino construir algo que dure’ y creo que este es un ejemplo perfecto”, dijo en la ceremonia, a la que también asistieron el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y la actriz Eva Longoria.

“Me dio mi identidad, hizo un camino cuando no había uno”, dijo Longoria en relación a la atención que ganaron los artistas hispanos con la intérprete, ganadora de un Grammy en 1993.

Garzetti, que habló en español e inglés, condimentó la noche con un discurso más político pidiendo un grito “desde Los Ángeles a Texas y de ahí a Washington DC”, la capital estadounidense: “aquí estamos y no nos vamos”, en un mensaje hacia el discurso anti-inmigrantes del presidente Donald Trump.

Su legado perdura en los latinos

Selena Quintanilla, nacida en abril de 1971 en Texas, se convirtió en un mito en Estados Unidos, no solo por su música y por su trágica muerte el 31 de marzo de 1995, sino también porque despertó una atención que hasta entonces nunca tuvo la gigantesca comunidad latina que vive en Estados Unidos.

“Es mexicana, es estadounidense, chicana como yo, y me despierta todo tipo de emociones. Amo que sea parte de nosotros, la tengo presente en mi corazón”, dijo Elizabeth Martínez, de 27 años, que vestía una camiseta negra de Selena y con un vozarrón cantó la ranchera “Tú solo tú”.