Exclusivo
Buena Vida

“Estoy sensible y lloro por todo”

La depresión posparto puede presentarse de manera intensa o moderada.

mamá e hija
Habla de tus sentimientos con la gente de confianza. Su atención y apoyo es importante para sobrellevar la situación.Shutterstock

No permitas que tu estado de ánimo te impida disfrutar de la llegada de tu bebé. Padecer este tipo de depresión no significa que seas una mala madre o que no quieras a tu hijo. Simplemente necesitas ayuda y con el tiempo estas ideas van a desaparecer. Este proceso es normal, según la psicóloga Martha Paredes.

“El cuerpo de una mamá experimenta grandes cambios hormonales, por ende afecta a su estado de ánimo”, dice la experta.

Sin embargo, no hay que confundir la depresión posparto con los sentimientos que tienen lugar en el tiempo inmediato posterior al parto. Tras dar a luz, es normal que se experimente inquietud, ansiedad, irritabilidad y hasta cierta tristeza; estos síntomas se denominan depresión puerperal y suelen desaparecer a las pocas semanas luego del parto.

Por si no sabías, ninguna mujer está libre de esta situación durante el embarazo o después del parto. Esto no quiere decir que seas una madre incapaz. De hecho, debes someterte a tratamiento y solicitar ayuda para cuidar mejor de tu bebé.

  • ¿Los hombres también padecen de este mal?
​¡Sí! El miedo a las nuevas responsabilidades, no hacer su rol bien, el sentimiento de abandono por parte de la pareja que les exige demasiado los conduce a este tipo de depresión.

Mujeres con mayor riesgo

- Antecedentes familiares de depresión y otras enfermedades mentales.

- Falta de apoyo de familiares y amigos.

- Embarazo a una edad muy joven.

- Problemas matrimoniales o de dinero.