Exclusivo
Buena Vida

¡Luce escote!

Lucir escote requiere una piel cuidada, tersa, hidratada y rejuvenecida que destierre las arrugas

18251960_1880460705502008_2236152616465727488_n.jpg

Los vestidos y las blusas se abren para lucir escote, una zona que tiene la gravedad como eterno enemigo, tenga la mujer la edad que tenga.

Las dietas, la lactancia, el sol y el paso del tiempo no favorecen el aspecto de una zona que está a la vista de todo el mundo, en especial en verano. Las posibilidades para mejorar la textura de la piel son muchas, como también lo son las opciones para protagonizar un efecto tensor que evite las arrugas del escote. Tratamientos no invasivos que mejoran un área a proteger.

Escote, hay prevenir arrugas

La piel del escote es fina, frágil, y requiere cuidados específicos que combatan la flacidez y, a la vez, conserven la hidratación y la firmeza. Con el objetivo de dotar a la piel de esas características, Sepai ha formulado V6.7 Boobster, con una composición de extracto vegetal de kigelia Africana y Pueraria Lobata, que tonifica y devuelve al busto su curvatura, mejorando su tersura.

Una combinación de masaje, radiofrecuencia y alginatos es lo que propone Ana Lostao, codirectora de Clínicas Lostao, para mejorar la tonicidad cutánea de escote y pecho.

Oxigeno para las células

“El sistema Indiba crea una corriente de alta frecuencia que incrementa la temperatura de los tejidos de la piel. La piel se estimula, incrementa la oxigenación de las células y se acelera la producción de colágeno y elastina”, indica Lostao.

El doctor Vicente Lajo Plaza recomienda un tratamiento trifásico para rejuvenecimiento del escote.

“Es un área muy indiscreta que delata la edad, pues en ella confluyen manchas, arrugas y problemas de pigmentación”, comenta el galeno al señalar que el tratamiento actúa “de manera global sobre todos los problemas que se plantean en la zona”.

El tratamiento que propone el Centro Médico Lajo Plaza combina fotoregeneración, factores de crecimiento plaquetario e hilos PDO para una triple acción que mejore la uniformidad y aspecto del escote.

“Así el sistema conjunto elimina arruguitas y arrugas profundas, tersa y tensa el área y suaviza el pliegue entre los senos”, dice el doctor Lajo Plaza, quien añade que la intención es actuar de manera global sobre el tejido, “cubriendo todas las necesidades de rejuvenecimiento de la zona y consiguiendo llegar más lejos y de manera más eficaz que si los tratamientos se hicieran por separado”.

Cosméticas naturales

El protocolo de la clínica estética Gema Cabañero apuesta por Mineral Bra, un tratamiento diseñado para combatir el paso del tiempo del tejido mamario con una cosmética natural, formulada con minerales y vitaminas “pro-firmeza”, además de microcorrientes específicas que tratan con eficacia el descolgamiento”, comenta Cabañero.

“Un masaje de drenaje linfático es el inicio de este protocolo, que continúa con microcorrientes específicas tonificantes, que incluye corrientes en una intensidad de máxima eficacia y seguridad para los senos”, apunta Cabañero.

Consecuencia del embarazo

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios, producidos por las alteraciones de las hormonas que también pueden afectar a la piel.

El aumento de la melanina puede derivar en manchas en el rostro y escote, comentan desde los Laboratorios Uriage, una razón por la que aconsejan el uso de Dépiderm SPF 50 de Uriage, que favorece a la desaparición de las manchas, reduciendo su tamaño e intensidad, gracias a la acción de la nicotinamida, que actúa en todos los niveles del proceso de pigmentación, tanto en rostro como en escote.

Además de la cosmética, la lencería se convierte en una buena aliada con sujetadores “push up”, para aquellas que no estén dispuestas a realizar tratamientos invasivos, de la misma manera que buscar una buena postura para dormir puede evitar la aparición de arrugas.

Marta Fernández Cuevas, creadora de Pillow Bra, aconseja utilizar un sujetador para dormir, y apunta que sus beneficios van más allá de la prevención o corrección de la arruga, “evitan la pérdida de la elasticidad y firmeza de la piel del escote y de la piel que envuelve los senos, por lo que, a mayor firmeza, menor capacidad de fijación de la arruga o líneas de expresión”.